"NO HAY RASTRO DE RECUPERACIÓN"

El PSOE extremeño alerta de «un nuevo estancamiento» económico

Miguel Bernal ha destacado que 2012 fue "un año nefasto para la economía y el empleo regional"

El PSOE extremeño alerta de "un nuevo estancamiento" económico
Miguel Bernal. PSOE

El PSOE de Extremadura ha alertado de que los indicadores económicos de la comunidad extremeña durante el primer semestre del año 2014 apuntan a «un nuevo estancamiento económico y laboral» en la comunidad, ya que «no hay rastro de raíces vigorosas de recuperación».

Unas raíces de recuperación que «no se ven por ninguna parte, ni se intuyen ni se sospechan», ha señalado el portavoz de Economía y Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel Bernal, en una rueda de prensa que ha ofrecido en Mérida, y en la que ha realizado un repaso por los datos del primer semestre del año.

En su intervención, Miguel Bernal ha destacado que 2012 fue «un año nefasto para la economía y el empleo regional», y la caída continuó en la primera parte de 2013, «pero en el segundo semestre de 2013 parecía que empezaba a iniciarse una cierta estabilización e incluso había algunos indicadores que empezaban a coger un rumbo positivo».

Sin embargo, en el primer semestre del año 2014 la situación económica y laboral de la región «para nada responde a esas previsiones» que se manejaban a principios de año, ha señalado Bernal, quien ha añadido que en el segundo trimestre de este año ha detectado «síntomas de un nuevo estancamiento de la economía regional.

Así, y según los datos que ha aportado Bernal, la región extremeña lleva «once meses continuados en tasas de inflación negativas», lo cual es «malo, desde un punto de vista macroeconómico y microeconómico».

«DESEQUILIBRIO FISCAL»

Bernal ha aludido también al «desequilibrio fiscal» que, según ha dicho, está «absolutamente sin control» en el primer semestre del año, porque «los ingresos han caído en picado», y según los datos que ha aportado, a finales de junio, el Ejecutivo regional había ingresado el 36 por ciento de lo previsto, y se había gastado el 42 por ciento, por lo que «se tuvo que ir al banco a pedir el dinero, y a incrementar nuevamente la deuda de los extremeños», ha dicho.

«¿Dónde anda ya aquel señor Monago que hablaba del escándalo del déficit de los socialistas y que había que recortarlo?», se ha preguntado Miguel Bernal, quien ha añadido que a esto se une que «se siguen cerrando empresas en la comunidad en este primer semestre», que se produce «menos en el sector industrial» y se «vende más barato», porque «los precios industriales también han caído» en la comunidad, ha aseverado Bernal.

De acuerdo a los datos que ha aportado, las exportaciones han crecido este año 2014 un 3 por ciento «con respecto a un año muy malo» que fue 2013, pero han sido menores que en 2012, mientras que las importaciones han crecido un 12 por ciento, ha dicho.

«El dinero que entra en Extremadura fruto de las exportaciones ha crecido un 3 por ciento, pero el dinero que sale para comprar productos ha crecido un 12 por ciento», ha explicado Bernal, quien ha señalado que por tanto «la aportación al PIB regional del sector exterior se ha frenado».

En cuanto a la confianza empresarial, el portavoz socialista de Economía ha señalado que para el trimestre actual, un 14 por ciento de los empresarios extremeños es optimista y «cree que le va a ir mejor», pero el 38,3 por ciento cree que «le va a ir peor que en el anterior», mientras que el 47 por ciento restante cree que «les va a ir igual».

Por tanto, y aunque ha apuntado que «puede ir mejorando la confianza empresarial», también ha destacado que «los empresarios pesimistas en Extremadura triplican a los optimistas».

«COCINA Y TRAMPA»

En el mercado laboral, Miguel Bernal ha aseverado que el Gobierno de Extremadura «cocina y trampa» con los datos que ofrece, ya que los datos reales son «tremendamente mediocres» y «para nada se corresponden con una economía en recuperación», ha dicho.

Así, ha señalado que la población activa se ha reducido en 14.500 personas en el primer semestre del año en Extremadura respecto al mismo periodo del año anterior, y la ocupación ha subido en 11.000 personas, un aumento que «para nada ha tenido que ver con un incremento de la actividad laboral en Extremadura», sino con el «reparto no voluntario de tiempo de trabajo».

Y es que, hay más personas trabajando pero se recorta el número de horas trabajadas, que «sigue cayendo en picado en la comunidad», ha dicho.

Bernal ha apuntado que la situación de la mujer y de los jóvenes es «todavía más complicada», ya que aunque ha bajado en 9.500 el número de jóvenes parados, esto es debido a que «se han marchado» de la región, según ha señalado el diputado socialista, quien

Finalmente, ha alertado de que la protección al desempleo «se está deteriorando a un ritmo acelerado», ya que a finales de junio de este año había en Extremadura 7.000 personas menos protegidas que en 2013.

«No hay ni un solo dato macroeconómico que esté evolucionando positivamente, sino muy por el contrario, aquellos que habían rebotado a finales del año pasado empiezan nuevamente a torcerse», ha aseverado Miguel Bernal, quien ha avanzado que «los temores se van confirmando», ya que las perspectivas positivas que había para 2014 «se van disolviendo como azucarillo en agua».

Los datos «parecen indicar que vamos camino de un nuevo estancamiento económico y laboral» en Extremadura, ha vaticinado Bernal, quien ha achacado esta situación a que el Gobierno regional «no trabaja» y «no hace los deberes» en materias como equilibrio fiscal, estimulación del consumo, mejora de la financiación empresarial o promover inversión pública.

A su juicio, el presidente extremeño, José Antonio Monago, «está aguardando para hacer algunos deberes» y «concentrar la poca artillería que vaya a poner para intentar levantar un poquito la economía y el empleo regional» en los meses previos a las elecciones, ha dicho.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído