Los populares, contundentes: "Andalucía no necesita más chiringuitos administrativos"

El PP afirma que la Junta mantiene bloqueados 816 millones para proyectos empresariales

Dice que "la pelea" entre PSOE-A e IULV-CA a cuenta de la creación de un Instituto de Crédito en Andalucía es "un sainete bochornoso"

El portavoz adjunto del PP en el Parlamento de Andalucía Rafael Salas ha exigido el 12 de octubre de 2014 a la Junta de Andalucía el «desbloqueo inmediato» de 816 millones que, según ha explicado, «están presupuestados en distintos fondos reembolsables desde el año 2009 y continúan inmovilizados, mientras que los proyectos empresariales para los que fueron dotados esperan en el cajón del olvido» del Gobierno andaluz.

En un comunicado, Salas ha asegurado que el Gobierno andaluz tiene 1.086 millones presupuestados en fondos reembolsables desde el año 2012, «de los que sólo se han desembolsado 270 millones de euros».

«Se trata de unos fondos prometidos por el expresidente José Antonio Griñán en el año 2009 cuya ejecución ha resultado un completo desastre y que evidencian que en Andalucía no tenemos un problema de falta de instrumentos ni de entes administrativos para facilitar crédito a las empresas; el problema es de gestión».

De esta manera, añade que, según datos de la Oficina de Control Presupuestario, a fecha 30 de agosto de 2014, la Junta tiene en marcha 17 fondos reembolsables, «de lo que cinco están totalmente paralizados, con un desembolso del 0 por ciento». Entre estos 17 fondos destaca el Fondo para Fomento y Promoción de los Autónomos, con una dotación de 50 millones, del que sólo se han desembolsado 7 millones; el Fondo de Impulso a las energías renovables, con 90 millones disponibles de los que sólo se han concedido 8,5; el Fondo para el fomento de la cultura emprendedora, «ejecutado al 0 por ciento a pesar de tener un presupuesto de 22 millones»; o el Fondo para pymes industriales, uno de los últimos comprometidos por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, «que tiene una dotación de 58 millones para 2104 y del que no se ha pagado aún ni un solo euro».

En la actualidad hay hasta siete entidades en la administración que ofrecen préstamos, ayudas, avales y fondos reembolsables, por lo que Rafael Salas considera que «la pelea entre los socios de gobierno a cuenta de la creación de un Banco Público o de un Instituto de Crédito en Andalucía no es más que un sainete bochornoso».

Y es que, a su juicio, «Andalucía no necesita más chiringuitos administrativos, sino precisamente concentrar en uno de los existentes los instrumentos financieros de apoyo financiero a las empresas y utilizar los fondos públicos de forma eficiente».

El portavoz adjunto del PP considera que «la pobre ejecución de estos fondos pone al descubierto el compromiso falaz de Díaz con las empresas andaluzas», a la par que ve como «mera propaganda ideológica» el debate en torno a la creación de un Banco Público. De esta manera, ha reprochado que «el bipartito se distraiga con este teatro, en lugar de ejecutar los fondos públicos disponibles y que tanto hacen falta para el mantenimiento y la creación de empleo». «Con estos mimbres, los 1.400 millones anunciados por el Gobierno andaluz y la ficha bancaria son pura farfolla», asegura.

Asimismo, lamenta que «el talento y el emprendimiento de muchos proyectos andaluces no encuentre apoyo por parte de su Gobierno autonómico, que en lugar de apostar por ellos anda entretenido en un juego de chantajes previos a la confección del Presupuesto y absurdas disputas nominalistas»

Finalmente, el portavoz adjunto del PP ha pedido a la Junta que aclare qué ocurre con el dinero presupuestado para esos fondos y «que tome las riendas, con responsabilidad, de la gestión de los entes instrumentales que los canalizan, ya que hasta ahora han sido en buena medida hospitales para empresas ruinosas de los amigos del PSOE», ha zanjado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído