¿Próxima alcaldesa?

Esperanza Aguirre no descarta presentarse a la alcaldía: «Si hay que ir se va»

La presidenta del PP de Madrid ha vuelto a insistir en su inocencia y a asegurar que ella no tenía conocimiento de los negocios de su exnumero dos Francisco Granados, aunque ya en el año 2000 se publicaran algunas de las prácticas que éste llevaba a cabo. Hay personas dentro del partido que ya han expresado su deseo de que Aguirre se retire de la primera línea política, pero este martes, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha declarado que «si hay que ir se va», en referencia a la candidatura a la alcaldía de la capital. Asimismo ha calificado como «una gran traición» la actuación de Granados.

De este modo, Aguirre ha contestado este martes a «la pregunta del millón», si será la candidata popular a la Alcaldía de la capital, y ha apuntado que a los ‘reservistas’, como ella misma se define, se les llama «en el último minuto y si no hay más remedio».

Después de recordar que la designación del candidato a la Alcaldía de Madrid le corresponde al Comité Electoral Nacional de su partido, Aguirre ha recordado, entre bromas, que ella siempre ha dejado claro que está en manos de la Providencia «con mayúscula» y no de las providencias judiciales, con el escándalo de la ‘operación Púnica’ como telón de fondo.

En una entrevista en Telecinco, Aguirre ha recordado que es el PP nacional el que decide sobre la Alcaldía de Madrid pero que es el que ella preside el que nombra el resto de alcaldías de la Comunidad y que pretende hacerlo con la participación de los militantes y añadiendo «el escrutinio e interrogatorio» propio de los ‘hearings’ estadounidenses, el exhaustivo sistema de preguntas que se le aplicó, por ejemplo, a Miguel Arias Cañete en el Parlamento europeo para optar a su cargo como comisario.

Estos hearing forman parte de su pack de medidas para luchar contra la corrupción. También ha detallado que apuesta por que estos interrogatorios sean abiertos a los medios de comunicación. «Es mi responsabilidad tener más datos respecto a la gente que se nombra», ha apostillado, tras defender que la «transparencia es fundamental».

Por otro lado, al ser preguntada si las dimisiones son vistas en España como un gesto de debilidad de los políticos, Esperanza Aguirre ha contestado que ella dimitió y pasó a la segunda fila política. «¿Me lo dice a mí? Yo dimití. Creo que no se debe estar mucho tiempo en un cargo porque la política no puede ser una actividad vitalicia», ha argumentado.

Aguirre añade a su paquete de medidas contra la corrupción la devolución de lo robado mediante un inventariado de bienes

«Devolver lo robado»

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha añadido a su ‘pack’ con seis medidas contra la corrupción una séptima que pasaría por «la devolución de lo robado» mediante un inventariado de los bienes de la persona responsable.

Aguirre ha reconocido que entiende que haya sensación de impunidad «entre la ciudadanía. «Cómo ha va a haber esa sensación cuando tiene ante sí casos de corrupción política si los que «robaron en Gürtel siguen libres», ha exclamado.

Tras el estallido de la operación Púnica y con un «otoño terrorífico» por los sucesivos casos de corrupción (Gürtel, ERE, Pujol, Bárcenas), Aguirre ha opinado que pedir perdón «ya no vale», lo que le ha llevado a recordar sus propuestas para dificultar la acción de los corruptos.

También ha puntualizado que la corrupción no se va a erradicar porque siempre habrá «sinvergüenzas que se lleven el dinero de los demás».

Esas medidas «ejemplarizantes» pasan por facilitar a los jueces la posibilidad de ordenar la prisión inmediata no eludible con fianza para políticos y cargos públicos imputados o reducir el tiempo de las instrucciones en las causas judiciales abiertas por corrupción a un año, prorrogable a seis meses más en los casos más complejos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído