LA 'URNADA' POPULAR

Con el perfil de voluntarios del 9-N, hasta un 110% de síes es posible

Se cumplió el guión y Mas cedió este viernes la batuta del domingo a la "sociedad civil", que entre otras cosa se encargará del recuento. Soraya le avisa: no coaccionen a los funcionarios

El Gobierno le puso el puente de plata y Artur Mas huyó. Así se resumen las últimas 48 horas del culebrón del 9-N, cuya organización finalmente el llamado Pacto Nacional por el Derecho a Decidir ha delegado en los voluntarios.

Este viernes se cumplió el guión que había anticipado El Semanal Digital. Después de que el ministro de Justicia ofreciera una escapatoria al presidente de la Generalitat confirmándole que si la pseudoconsulta quedaba en manos de la sociedad civil no le echaría encima a la Fiscalía, a Mas se le abrió el cielo.

Tras dos horas de reunión, el portavoz del Pacto Nacional, que aglutina a más de 3.000 instituciones, partidos y asociaciones partidarias de lo que llaman «derecho a decidir» compareció para anunciar: «En este tramo final los protagonistas son los voluntarios».

Ellos se encargarán, entre otras cosas, del recuento de votos. Joan Rigol no quiso hablar en ningún momento de paso atrás, pero en la práctica lo es. Uno que evitará el choque frontal entre el Gobierno y el Govern.

Ahora bien. Al «proceso de participación ciudadana» -que así se refieren a él- le faltan censo, controles y, para colmo, estará controlado por 38.706 voluntarios que cojean todos del pie independentista. Muchos de los cuales, como recordaba Sociedad Civil Catalana, ya lo fueron en la cadena humana y la V de las Diadas de 2013 y 2014, respectivamente.

De ellos, más de 6.000 son funcionarios. Y son precisamente los funcionarios, pero no los voluntarios sino los que trabajarán ese día, los que más preocupan al Gobierno.

La propia Soraya Sáenz de Santamaría exigió este viernes a Artur Mas desde La Moncloa que no les ponga en la «tesitura» de obligarles a acatar una orden de la Generalitat contraria a la Constitución y el resto de leyes.

Las miradas se dirigen especialmente hacia los 6.992 mossos d´Esquadra que habrá en las calles el domingo. El portavoz de su sindicato mayoritario, SAP-UGT, Valentín Anadón, adelantó este viernes que si lo jueces o la Fiscalía les ordenasen retirar las urnas en cumplimiento de la ley lo harían. Pero confió en que no se llegue a esa situación.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído