La sombra agobiante de la corrupción y la eclosión de corruptos

La risa floja de Mariano Rajoy cuando le gritan: «¡Ten cuidado con quién te juntas!»

Sábado 8 de noviembre de 2014 por la mañana, en Cáceres, donde el PP ha celebrado su convención de buen gobierno.

Habla el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien anuncia medidas de regeneración y contra la corrupción.

«Voy a tomar la iniciativa. Nos encantará hacerlas con el concurso de otros partidos políticos. Si no es posible, será con nuestros votos, porque para eso los tenemos. Nosotros damos una respuesta y que cada cual asuma su responsabilidad. Nos encantaría ir acompañados, pero si tenemos que ir solos, lo haremos».

En ese momento, alguien entre el público grita: «¡Ten cuidado con quién te juntas!».

Y Rajoy para su discurso, se vuelve hacia la persona que ha hablado y, con el dedo índice levantado, responde:

«Bueno, no está mal visto, ¿eh?».

Y se ríe.

El jefe del Ejecutivo ha prometido que se van a plantear «mecanismos para recuperar el dinero defraudado» por parte de los corruptos y para «suspender a todo cargo público al que se le abra juicio oral».

Ha asegurado que se reforzará la plantilla de inspectores de la Agencia Tributaria y seguirá aumentando la de fiscales tal y como estaba planteado en los presupuestos.

Rajoy ha admitido que aunque el Gobierno ha tomado medidas contra la corrupción «desde el primer minuto de la legislatura» es necesario «hacer más cosas» para reconstruir la confianza perdida de los ciudadanos.

«Nos toca hacer más cosas», ha dicho el presidente del Gobierno, quien ha asegurado que tomará personalmente la iniciativa para marcarse como objetivo para lo que queda de legislatura seguir promoviendo medidas para que los casos de corrupción acaben siendo «anécdotas en la vida del país».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído