ESTÁ IMPUTADO POR LA 'OPERACIÓN POKEMON'

Ángel Currás abandona el ayuntamiento de Santiago de Compostela

El politico del PP llevaba cinco años como concejal y dos como alcalde, tras relevar a Gerardo Conde Roa, que fue forzado a dimitir por fraude fiscal

Ángel Currás abandona el ayuntamiento de Santiago de Compostela
Ángel Currás. Europa Press

El exalcalde de Santiago de Compostela Ángel Currás (PP) ha presentado su renuncia como concejal de Relacións Institucionais y se reincorporará a su cátedra de Biología en el Instituto Arzobispo Xelmírez número 1 de la capital gallega.

Ángel Currás ha asegurado que adopta esta decisión «libremente» y «sin presión» de su partido, después de que el pasado mes de junio de 2014 fuese forzado a dimitir como regidor tras la profunda crisis que provocó en el Gobierno compostelano del PP la inhabilitación de siete concejales, que se sumó a la dimisión de otros dos ediles imputados.

Aunque insiste en que no fue presionado «por nadie» del PP para dimitir como concejal, censura el «apaleamiento público y el escarnio» al cual cree que fue sometido y evita clarificar qué fue lo que en realidad sucedió con su frustrado nombramiento como delegado en Galicia del grupo Tragsa.

«Es un episodio que es mejor olvidar y no recordar algunas falsedades que se han dicho. Quiero pasar página», afirma después de que fuesen muchas las críticas políticas, e incluso del comité de empresa de Tragsa, a su posible nombramiento al frente de esta empresa pública.

En cualquier caso, su presencia en el Ayuntamiento compostelano, al frente del área de Relacións Institucionais, sin competencias reales y con despacho en el Teatro Principal, apartado del Pazo de Raxoi, era incómoda para la imagen de nueva etapa que pretende proyectar su sucesor en la alcaldía, Agustín Hernández, una persona de la máxima confianza de Alberto Núñez Feijóo.

«DESPUÉS YA VEREMOS»

Currás asegura que, tras hacer un viaje en los próximos días, se centrará en su cátedra de Biología en el referido instituto compostelano, aunque no cierra del todo la puerta al ser preguntado si este paso supone un adiós definitivo a la política. «Mis responsabilidades en el ayuntamiento finalizan. Después ya veremos. La vida es cambio, pero por ahora no hay nada previsto en política», responde.

Ángel Currás, que está imputado en la Operación Pokémon, vincula su decisión de renunciar como concejal en Santiago de Compostela al sobreseimiento, la semana pasada, de su imputación por prevaricación y acoso moral sobre el exsubjefe de la Policía Local de Santiago, José Antonio Carril.

Asegura, además, que abandonar el Ayuntamiento compostelano era «una decisión que ya tenía tomada hace tiempo» y puntualiza que la fecha para materializarla «es indiferente». Así, expone que «las circunstancia aconsejaban dar ese paso» porque hay «un nuevo equipo» con Agustín Hernández al frente y ya «se produjo todo el traspaso de documentación», tras su dimisión el pasado mes de junio.

Ángel Currás llevaba siete años en el Ayuntamiento de Santiago, cinco como concejal y dos como alcalde, tras relevar a Gerardo Conde Roa, que fue forzado a dimitir a raíz de su imputación por un fraude fiscal por el cual acabó condenado. «Me siento satisfecho por haber aportado a Santiago lo mejor, con luces y con sombras, pero con un trabajo comprometido y honrado», ha reivindicado.

SÓLO UNA EDIL DESDE EL PRINCIPIO DEL MANDATO

Con el abandono de Ángel Currás, la única concejal que se mantiene en el Ayuntamiento compostelano desde el comienzo del actual mandato es Reyes Leis, a quien el exalcalde también informó de su renuncia tras habérsela comunicado a su sucesor en la alcaldía, Agustín Hernández.

«Reyes Leis es una amiga y ha sido mi mano derecha durante el tiempo que estuve como alcalde», explica acerca de esta concejal, la única de la lista con la que Conde Roa concurrió a las elecciones de 2011 que aún permanece en el Consistorio.

Acerca de la persona que cubrirá la plaza que deja vacante en el Ayuntamiento de Santiago, Ángel Currás indicó que es una decisión que corresponde a Agustín Hernández. En la actualidad, de los 13 ediles que integran el grupo municipal del PP, la mayoría, un total de siete, son no electos.

ALCALDE CON RETICENCIAS DE LA CÚPULA DEL PP

Ángel Currás fue el candidato que Conde Roa escogió para relevarlo en la Alcaldía, aunque la dirección autonómica del partido se inclinaba por Paula Prado, que también ha tenido que dimitir como portavoz del PPdeG al resultar salpicada por la ‘Pokémon’, aunque de momento no está imputada.

Ángel Currás es hermano de Celso Currás, que fue conselleiro de Educación con Manuel Fraga. Antes de ser alcalde fue edil en la legislatura 2007-2011 y tras ganar el PP con mayoría absoluta las elecciones de mayo de 2011, ejerció como primer teniente de alcalde y como concejal de Cultura, Educación e Normalización Lingüística.

Currás es doctor en Ciencias Biológicas y catedrático de Enseñanza Secundaria en el Instituto Arcebispo Xelmírez I de Santiago. Tiene experiencia en la gestión de proyectos culturales, primero como gerente del proyecto cultural ‘Santiago de Compostela, ciudad europea de la cultura del año 2000’, entre 1996 y 2001, y después como director-gerente de la Fundación Pública Cidade da Cultura de Galicia, desde enero de 2001 a septiembre de 2005.

Ahora, el nuevo alcalde, Agustín Hernández, cuenta con medio año hasta las municipales para hacer olvidar a los compostelanos la imagen de una legislatura convulsa, que ha ido de escándalo en escándalo y en la que ha habido tres alcaldes en tan sólo tres años. El exconselleiro de Feijóo y número tres del PPdeG ya oficializó la semana pasada, en una reunión de la gestora local del partido, su disposición a liderar «la regeneración democrática» en Santiago y se da por hecho que será el candidato en los comicios locales del próximo mes de mayo de 2015.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído