¿Qué veneno ha atrofiado tu fuente de sabiduría?

Cataluña: Invitación al «seny català»

Cataluña: Invitación al "seny català"
Cataluña, referéndum, soberanismo e independencia. CT

Las flores del mal se llama la obra de Charles Baudelaire, y en ella, un poema define lo que para mi era Cataluña, «Allí todo es belleza, todo es orden, todo lujo y quietud, nuestra delicia».

Piensen ustedes, los de dentro y los de fuera, los residentes y los pasajeros, los autóctonos y los charnegos.
La política ha intoxicado el sentimiento de ser catalán, y lo ha hechizado con banderas y fronteras en masa, apoderándose de la esencia de ser catalán.

Ese «Seny» que hizo prosperar a los que un día vinieron para ayudar a los de dentro. Aprovechando así un acaudalado ingenio y fuerza en aquella tierra.

Ese «Seny» que no entendía de intrusos, ese que unía esfuerzos para ser referente y vanguardia en lo económico, en lo social, en las artes, con respeto e igualdad.

¿Qué ha pasado «seny català»? ¿Qué veneno ha atrofiado tu fuente de sabiduría?

¿Cuál ha sido el motivo que ha destronado tu riqueza?.

De ese «pensar antes de actuar» que predicabas. De esa tierra-fábrica-pueblo que adornaban tus comarcas.

De ese glorioso lema «el trabajo bien hecho no tiene fronteras». De esa vida y costumbre de payés que siempre fue tu referente.

De esa austeridad que te propició libertad.
¿Qué te pasó «seny català?

¿También te has corrompido?.¿También pensaste que eras mejor que los demás?

¿También creiste que merecías más que otros?.¿También piensas así?

Tuve suerte de ser hijo de catalán, de esos de «seny», inculcándomelo durante 21 años en Madrid donde nací y me crié. Parece que con él también se marchó el «seny català».

Ese particular sentido que tenían los catalanes de hacer las cosas, que hacían gloriosos sus actos y eran perfectos embajadores de su tierra, de cataluña, esa del «seny».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído