DEL MINISTERIO DE SANIDAD

Premiado un centro de salud de Badajoz por luchar contra la obesidad

"En ella educamos a los pacientes que se someten al programa para que adopten hábitos de vida saludable"

Premiado un centro de salud de Badajoz por luchar contra la obesidad
Trabajadores del Centro de Salud Valdepasillas. EP.

La labor que realizan los profesionales de atención primaria del centro salud Valdepasillas de Badajoz contra el sedentarismo y el exceso de peso ha sido reconocido con el premio Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) 2013 que otorga el Ministerio de Sanidad, en su séptima edición.

Uno de los responsables del ‘Programa de abordaje integrado del exceso de peso y el sedentarismo desde atención primaria’, Emilio Salguero, ha explicado en declaraciones a Europa Press que esta iniciativa se viene desarrollando desde hace siete años y que el centro de Valdepasillas cuenta con la «única» unidad sanitaria de estilos de vida de España.

«En ella educamos a los pacientes que se someten al programa para que adopten hábitos de vida saludable», ha señalado el facultativo, quien ha explicado que durante un periodo de un año, los participantes siguen una serie de pautas que les puede llevar a conseguir una pérdida de peso de hasta 17 kilos. Y, con ello, «les cambia el semblante. Cambian en todo», ha destacado Salguero.

No obstante, reconoce que también hay un grupo que «no consigue» finalizar el programa y deciden abandonarlo. «Entiendo que es un programa muy largo» aunque «lo ideal», ha insistido, «es que lo acaben el 100 por cien». Hasta la fecha, aproximadamente unas 300 personas ha realizado este seguimiento, principalmente de Badajoz. «La gente está muy contenta y satisfecha» ha señalado, por lo que considera que debería ser un programa implantado en todos los centros sanitarios de la región.

LUCHA CONTRA EL TABAQUISMO Y LA OBESIDAD

La consulta se basa en «dos patas fundamentalmente», que son la lucha contra el tabaquismo y el programa contra el sedentarismo y el exceso de peso. «La pérdida de peso debe ir unida a la actividad física. Es algo indispensable, porque sino el fracaso está asegurado», ha señalado.

De ahí que los pacientes que acuden a la consulta sean, principalmente personas con obesidad. No obstante, ha apuntado que también han tenido visitas de personas sin esta patología que quieren que se les dé unas nociones sobre hábitos de vida saludable.

Respecto a los profesionales que atienden a los pacientes, ha explicado que son los propios médicos de atención primaria los que «voluntariamente» participan en el programa.

En este sentido, ha señalado que al igual que los pacientes, los médicos también necesitan «fuerza de voluntad» durante el proceso, puesto que la obesidad es una patología «muy desagradecida» para el profesional sanitario, ya que «no existen herramientas rápidas» para tratarla, y lo que intentan es abordarla de manera que se evite al paciente tener que someterse a una intervención quirúrgica.

MOTIVACIÓN EN GRUPO

Así, durante un año, los pacientes asisten a visitas personalizadas con el médico de atención primaria para el seguimiento del programa, pero también a sesiones grupales donde intercambian impresiones con el resto de pacientes «para potenciar la dinámica entre ellos» y donde se les anima y «motiva» a continuar.

En cuanto al tratamiento, según Salguero, es «fundamentalmente educativo», ya que «no» hay «ningún fármaco que sirva realmente para perder peso». «Tiene que ser un cambio consolidado y perenne para toda su vida, es la única manera que se pierde peso y no se vuelve a coger», ha recalcado.

Por último, ha avanzado que su intención es trasladar al SES los pormenores del programa, así como el «éxito» que está teniendo para conseguir su implicación de alguna forma, como incentivar a enfermeros o médicos de atención primaria para que participen en el programa y liberar «un par de días a la semana, unas dos horas» al profesional para que pueda compaginarlo con su actividad.

IMPULSO A LOS HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE

Respecto a los premios, ha indicado que el Ministerio de Sanidad los puso en marcha en el año 2005 a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), con el objetivo de «sensibilizar» a la población del problema que la obesidad representa para la salud, y de «impulsar» todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables, principalmente a través de una alimentación saludable y de la práctica regular de actividad física.

De esta forma, son siete las categorías en las que se dividen los premios, una dirigida al ámbito familiar y comunitario, a la promoción de la actividad física en el ámbito familiar, a la promoción de una alimentación saludable en el ámbito escolar, a la práctica de la actividad física en el ámbito escolar, en el ámbito sanitario, laboral, a la iniciativa empresarial y premio de especial reconocimiento.

En la convocatoria de 2013 se presentaron un total de 140 proyectos a nivel nacional de los cuales, tras una preevaluación previa de la Aecosan, se seleccionaron 40, entre los cuales, y tras la evaluación del jurado, fue elegido el proyecto del centro de salud pacense.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído