INCUMPLIÓ SUS CLÁUSULAS Y SIGUIÓ COBRANDO

Iñigo Errejon miente como un bellaco sobre la beca black que le dio su compinche de Podemos

Iñigo Errejon miente como un bellaco sobre la beca black que le dio su compinche de Podemos
Iñigo Errejón. PD

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha garantizado este miércoles que el responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, tendrá que devolver el dinero público recibido «si no ha trabajado lo firmado» en el contrato del proyecto de investigación que suscribió en marzo pasado con la Universidad de Málaga (UMA).

Pues ya le puede ir reclamando la pasta, porque el contrato de Íñigo Errejón Galván con la Universidad de Málaga, al que ha tenido acceso ‘El País’, firmado el 17 de marzo pasado para ejecutar «análisis de políticas en materia de vivienda, investigación en materia de geografía política» e «investigación en materia de políticas públicas comparadas sobre vivienda», ha sido incumplido de cabo a rabo por el número 2 de Podemos.

Lo único que ha sido respetado escrupulosamente ha sido la duración de tres meses, renovables, y el cobro, porque se ha llevado la pasta cruda.

Errejón fue cualificado desde entonces como personal investigador, para lo cual estaba «obligado a asistir a conferencias, congresos, cursillos y cualesquiera actos» relacionados con el proyecto.

La jornada de trabajo, se especifica, debía ser de 40 horas semanales y la tarea debía ser «realizada habitualmente en horario de 8.00 a 16.00 de lunes a viernes», dice el contrato.

«El trabajador tendrá como centro de trabajo habitual el Departamento de Derecho, Financiero, Economía Política y Filosofía del derecho del campus malagueño».

El contrato añade:

«No obstante, si como consecuencia del desarrollo de la prestación de servicios para el proyecto de investigación el trabajador tuviera que llevar a cabo su actividad en otro lugar, bien de la propia empresa o bien de otra entidad que pueda poner a sus disposición medios materiales para realizar el proyecto, vendrá obligado a trasladarse a realizar los trabajos que le son propios en aquel lugar, sin que con ello se desvirtúe la naturaleza del presente contrato, ya que dichos trabajos serán necesarios e imprescindibles para el proyecto de investigación».

La retribución a percibir será de «1.825 euros brutos mensuales por todos los conceptos».

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído