El profesor de Málaga, coordinador de Podemos, montó el concurso para darselo a compinche

La Junta de Andalucía exige a Errejón que devuelva el dinero que se llevó por la cara

Desde marzo de 2013 hasta ahora, período de tiempo por el que ha cobrado más de 12.000 euros a cambio de 40 horas de trabajo semanales, sólo ha ido dos veces a Málaga

La UMA ajustó tanto la oferta al perfil de Errejón que ahora, cuando ya ha anunciado que lo deja, no encuentra un sustituto,

Se lo llevaban crudo y les han pillado con las manos en la masa. Y con la boca llena, de lanzar soflamas contra la ‘casta’, los que abusan de lo público y quienes se benefician de sus puestos.

Eso le ha pasado a Iñigo Errejón, el número 2 de Podemos. Adelanta el periodista Pedro Tena en Libertad Digital, que la Junta de Andalucía se apresta a retirar los fondos del proyecto de investigación en el que trabaja aún el pluriempleado Íñigo Errejón, bajo la supervisión de su amigo y compañero en Podemos Alberto Montero, si dicho estudio no se entrega en plazo y se justifican todos los gastos.

Además de este proyecto, Errejón cobra 1.400 euros mensuales por su asesoría de Podemos y percibió por la campaña electoral europea la cantidad de 2.400 euros netos.

De hecho, crecen las sospechas de que el concurso en el que Íñigo Errejón dijo haber sido seleccionado, fue convocado ad hoc para su persona y que es equivalente a una concesión a dedo porque en realidad sólo se presentó él mismo y el perfil exigido para el puesto era muy ajustado a su currículum.

Una vez se ha descubierto el contrato y la escasa dedicación de Errejón, se ha apresurado a anunciar su renuncia, que se consumará el próximo 16 de diciembre.

Sin embargo, no ha explicado qué ha hecho desde marzo hasta ahora, período de tiempo por el que ha cobrado más de 12.000 euros a cambio de 40 horas de trabajo semanales.

El proyecto en el que debía trabajar Íñigo Errejón era sobre políticas públicas de vivienda y estaba amparado por el Departamento de Derecho Financiero de la Universidad de Málaga, en una de cuyas secciones, Economía Aplicada, está empleado su mentor y compañero de dirección de Podemos, Alberto Montero. En la misma, trabaja asimismo Juan Torres, otro economista de cabecera de Podemos y columnista de El País Andalucía.

Según el director de la Agencia de Obra Pública, Antonio Tallón, este proyecto «La vivienda en Andalucía. Diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización» fue cargado a los fondos autonómicos dedicados a I+D+i y debe finalizar en junio de 2015 o, de lo contrario, la consejería no abonará los 284.604,1 euros, o exigirá la devolución de los que se hayan ido abonando.

Y añadió:

«Si los investigadores contratados por la UMA no garantizan la terminación del proyecto en tiempo y forma, es responsabilidad de la dirección del proyecto su sustitución a tiempo por otros que sí lo hagan».

Según Tallón, la consejería mantiene «un seguimiento permanente» del desarrollo del mismo.

Según el alto cargo, la dirección del proyecto, esto es, el amigo de Errejón, Alberto Montero, remitió su último informe de seguimiento del proyecto en mayo de este año. Tras su recepción, la Secretaria General de Vivienda convocó una reunión con el director del proyecto que se celebró en septiembre, y en la que se dio cuenta del avance del mismo.

«No nos limitamos a esperar a una justificación final, sino que queremos conocer el desarrollo paso por paso de los proyectos para garantizar su buen desarrollo».

El proyecto comenzó el pasado mes de marzo, un tiempo perfectamente ajustado al momento en que Podemos comenzaba su campaña electoral para las elecciones europeas de la que Errejón era el estratega y director.

Por cierto, un pluriempleado Errejón también cobró de Podemos la cantidad de 2.400 euros netos, a los que añadía otros 1.400 por asesoría de la formación.

La UMA, cuenta El Mundo, ajustó tanto la oferta al perfil de Errejón que ahora, cuando ya ha anunciado que lo deja, no encuentra un sustituto, pese a que la plaza lleva convocada desde octubre y lo importante de la retribución.

Lo que se pidió fue un doctor en Ciencias Políticas con «experiencia en investigación en cuestiones de análisis de políticas públicas».

Al parecer, Errejón asistió a dos reuniones en Málaga, pero su mentor Montero ha explicado que su compañero y amigo entregó cada tres meses sus trabajos conforme a los parámetros marcados y que éstos «revisten total solvencia».

La continuidad del contrato de Errejón dependía de su amigo y compañero en Podemos, Alberto Montero.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído