El líder sindicalista del SAT había anunciado su renuncia al cargo municipal por incompatibilidad con el Parlamento

Sánchez Gordillo y su ‘sacerdocio’ con la alcaldía de Marinaleda

El secretario general del PSOE de Marinaleda, Mariano Pradas, acusa a Gordillo de reírse de todos los andaluces y vecinos de Marinaleda

Sánchez Gordillo y su ‘sacerdocio’ con la alcaldía de Marinaleda
Juan Manuel Sanchez Gordillo. LT

Fiel al estilo de estrella mediática con el que sea ha hecho un nombre en la política, Juan Manuel Sánchez Gordillo ha esperado hasta última hora para anunciar que finalmente seguirá en el cargo como alcalde de Marinaleda. El líder sindicalista comunicó su decisión minutos antes de suspender el pleno extraordinario del ayuntamiento del sábado por la noche en el que se esperaba que formalizase su renuncia a la alcaldía. Un golpe de efecto inesperado, ya que el dirigente sindicalista había anunciado el 10 de noviembre que abandonaría el mando de Marinaleda para seguir como diputado en el parlamento de Andalucía.

El dilema de tener que optar entre un cargo y otro tenía que ver con la Ley Electoral Andaluza que impide compaginar los cargos de diputado autonómico y alcalde. Hace dos semanas el líder de la CUT (Candidatura de Unidad de los Trabajadores), alcalde de Marinaleda, y diputado andaluz por IU, había formalizado su renuncia a la alcaldía con la entrega de un escrito en el parlamento andaluz en el que explicaba que dejaba la alcaldía del municipio sevillano por imperativo legal.

«En el momento actual, puedo servir mejor a los intereses del pueblo de Marinaleda y del pueblo andaluz desde el cargo de parlamentario andaluz, manteniendo, como no puede ser de otra forma, mi vinculación y lucha por Marinaleda no sólo desde el puesto de parlamentario sino también como concejal al Ayuntamiento al que he servido toda mi vida», declaró.

Su decisión cogió con el paso cambiado no sólo a sus rivales de la oposición en Marinaleda, sino a sus propios compañeros de partido en el hemiciclo. El vicepresidente de la Junta de Andalucía y excoordinador general de IU, Diego Valderas, dijo entonces que prefería que el veterano alcalde siguiera en el parlamento porque allí tenía mayor proyección y visibilidad. Unas palabras a toro pasado que sonaban a un intento por calmar las aguas con el diputado más díscolo de IU. A estas alturas Valderas no se olvidaba de que Sánchez Gordillo había sido el único diputado de IU que se abstuvo en la votación realizada en el hemiciclo de la que salió el gobierno de coalición entre PSOE e IU.

Durante aquellos días de especulaciones hubo declaraciones mucho más sinceras. Por ejemplo, la del coordinador general de IU, Antonio Maíllo. Cuando conoció el comunicado de Sánchez Gordillo, mostró su incredulidad acerca de la renuncia del líder sindicalista a la alcaldía de Marinaleda en detrimento de su escaño en el parlamento andaluz.

Eran muchos años, treinta y cinco, al frente de la alcaldía del pueblo hispalense de la que un día dijo que se tomaba como un sacerdocio. No era una ninguna broma, pues se ordenó como alcalde a los 30 años y ahora tiene 65, es decir, lleva más de media vida en el despacho consistorial. Por eso Maíllo ha vuelto a mostrar su sorpresa ante la decisión de última hora de Sánchez Gordillo. «Juan Manuel es genio y figura, pero tampoco hay que darle más trascendencia a este tema».

Mucho más duros han sido en la oposición del pueblo sevillano. El secretario general del PSOE de Marinaleda, Mariano Pradas, acusa a Gordillo de reírse de todos los andaluces y vecinos de Marinaleda. «Ha pasado del regateo a la ley electoral andaluza al gol que nos ha metido en el Pleno a todos los ciudadanos de Marinaleda con la decisión de volver al ayuntamiento. Se ha reído de los andaluces y de sus vecinos».

Desde hace algún tiempo existe la impresión de que Sánchez Gordillo está más pendiente de su imagen en el exterior que de gestionar el municipio que gobierna desde 1979, año de las primeras elecciones municipales. A esta incertidumbre en la que se encuentra Marinaleda (sexto pueblo más endeudado de los 105 de la provincia de Sevilla a pesar de no llegar a los 3.000 habitantes) hay que añadirle los coqueteos con Podemos del SAT (Sindicato Andaluz de los Trabajadores) que preside Gordillo. «Este pánico es palpable desde hace meses en los que el SAT de Gordillo juega a cambiar la marca de IU por la de Podemos, aunque son los mismos de siempre», lamenta Pradas.

Pero la pregunta que ahora se hace todo el mundo es la siguiente: ¿Es legal la decisión adoptada por Juan Manuel Sánchez Gordillo? Como mínimo, parece muy dudosa. Hay que recordar que la Comisión del Estatuto del Diputado fijó el 11 de noviembre como último día para que los diputados que incurrieran en la incompatibilidad fijada en la Ley Electoral de Andalucía renunciaran al escaño en el parlamento andaluz o a la alcaldía. Gordillo dijo que dejaría el segundo para cambiar más tarde de opinión. Ahora tendrá que renunciar sí o sí a su acta de diputado.

El presidente del SAT es uno de los siete diputados afectados por el régimen de incompatibilidades establecido en la norma andaluza. La alcaldesa popular de Fuengirola, Esperanza Oña y él fueron los únicos que optaron por seguir como diputados autonómicos. Los otros cinco parlamentarios, todos del PP, se decantaron por seguir en sus respectivos ayuntamientos.

Bajo esta premisa el 12 de noviembre tomaron posesión de su cargo los cinco diputados autonómicos que sustituirán a los que renunciaron a su escaño, entre los que destaca el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. También abandonan el parlamento los siguientes alcaldes: José Antonio Nieto, de Córdoba; Pedro Rodríguez, Huelva; Dolores López, Valverde del Camino (Huelva), y Francisco Cara, La Mojonera (Almería). Su lugar lo ocupan María Isabel Sánchez Torregrosa, por Almería; Aurelia Cabello de Alba, por Córdoba; Carmen Céspedes y Manuel Gómez, por la provincia de Huelva, y Macarena O’Neill, por Sevilla.

El fin de esta historia llegará cuando se conozca el nombre del sustituto de Sánchez Gordillo en su escaño en el Parlamento de Andalucía. Entonces, ya podrá dedicarse en cuerpo y alma a su misión en Marinaleda.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído