Cuya convocatoria "sólo depende de Cataluña y el Estado no puede impedir"

Artur Mas sigue subido a la parra: «Sólo avanzaré elecciones si son para hacer la consulta»

Aboga por unas elecciones con carácter plebiscitario en esta región del noreste de España

Artur Mas sigue subido a la parra: "Sólo avanzaré elecciones si son para hacer la consulta"
Artur Mas. CAT

Ha propuesto que en las próximas elecciones catalanas se presente una única lista soberanista

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este martes 25 de noviembre de 2014 que sólo avanzará las elecciones autonómicas «si son para hacer la consulta», de manera que sea una consulta en forma de elecciones, cuya convocatoria sólo depende de Cataluña y el Estado no puede impedir.

De esta forma, Mas aboga por unas elecciones con carácter plebiscitario en esta región del noreste de España, con la formación de una plataforma para lograr la independencia en un año y medio. 

Una única lista

Mas ha propuesto que en las próximas elecciones catalanas se presente una única lista soberanista integrada por representantes de los partidos políticos, expertos y de entidades civiles con el propósito de obtener una mayoría clara.

La próxima legislatura catalana, según Mas, tendría que durar un máximo de un año y medio, para convocar luego una nueva votación, que ha definido como «elecciones constituyentes».

Durante su conferencia ‘Después del 9N. Tiempo de decidir, tiempo de sumar’ en el Auditori Fòrum, que ha dicho pronunciar a título personal como presidente, Mas ha recordado que ya en septiembre de 2013 dijo que las elecciones no son el escenario que desea pero sí un último recurso si se pretende silenciar la voz de los catalanes, como considera que ocurre.

El futuro del president

Mas se ha ofrecido para encabezar pero también para cerrar la lista unitaria soberanista que propone para las próximas elecciones catalanas.

«Puedo encabezar la lista, pero también la puedo cerrar. Puedo ser el primero, pero puedo ser el último», ha dicho en una conferencia en el auditorio del Fòrum, y que ha finalizado con gritos independentistas de algunos asistentes.

Mas ha recalcado que él no volvería a presentarse a unas elecciones si esta lista ganase por mayoría absoluta, porque eso significaría en su opinión una victoria de los partidarios del ‘sí’ a la independencia.

«Si me corresponde encabezar la candidatura y se gana por mayoría absoluta, y por tanto gana el ‘sí’ y gana la consulta, no me volvería a presentar», ha asegurado.

Al plantear una lista unitaria, es consciente de que pide generosidad a todo el mundo, tanto a los partidos como a la sociedad civil, por lo que ha agregado: «Quien pide generosidad debe estar dispuesto a practicarla en primer término».

«El único instrumento»

Mas ha afirmado que el Estado pretende silenciar e inhabilitar a los que quieren facilitar el voto de los catalanes, y ha añadido:

«Ha llegado el momento de utilizar el único instrumento que nos queda para hacer la consulta que se nos niega».

«Hay que completar el proceso político iniciado hace dos años» con la parte más difícil y más decisiva -según él-, por lo que no se entendería que ahora Cataluña deshiciera el camino hecho para saber si hay una mayoría clara -ha dicho- a favor de un nuevo Estado, e interesa saberlo a todos los catalanes, opinen lo que opinen.

Mientras, «el Estado Ejecuta un proceso de recentralización sin contemplaciones» vaciando de contenido todas las autonomías en general y la catalana en particular, donde se vive de otra manera, ha matizado.

«A la mayoría de catalanes el Estado nos ha fallado y nos sigue fallando», ha lamentado, y ha acusado al Estado de menospreciar cada vez más las movilizaciones por el proceso soberanista.

Se ha preguntado si se puede esperar un cambio de actitud del Estado hacia el proceso soberanista, y se ha mostrado «personalmente bastante escéptico», aunque, como presidente, siempre debe dejar una puerta abierta a esa posibilidad, porque escepticismo no significa intransigencia, ha justificado.

Eso ocurriría si aceptara un referéndum acordado -como en Escocia y en Québec, lo que sería el mejor escenario para Mas- o bien que el Estado hiciera una propuesta concreta para afrontar la situación, pero no cree que eso pase por aceptar desde el Gobierno una reforma constitucional.

Siempre urnas para decidir

Ha dejado claro que cualquier salida debe ser votada por los catalanes, porque «no se puede devolver a los despachos lo que la gente ya se ha ganado», frase que ha levantado los aplausos de los asistentes.

«Siempre he puesto las urnas antes de tomar grandes decisiones», ha dicho también el presidente de la Generalitat.

Como errores del proceso desde Cataluña, ha pedido no confundir el rol de las instituciones y de la ciudadanía; en procesos complejos, no convertir la anécdota en categoría ocupándose de debates secundarios; coraje para vencer el miedo, que es comprensible; y que la ideología no pase por delante de los ideales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído