El PP es ligeramente optimista ante el empate técnico con los socialistas

La inevitable caída del PSOE andaluz por la corrupción y el auge de Podemos

No obstante, Andalucía es una comunidad donde existe mucho voto cautivo

La inevitable caída del PSOE andaluz por la corrupción y el auge de Podemos
Susana Díaz. Europa Press.

En el PP de Andalucía están convencidos de que el PSOE de Susana Díaz va a experimentar una caída progresiva en las encuestas que propiciará el despegue de Juan Manuel Moreno Bonilla. ¿El motivo? La corrupción que azota a los socialistas en la región, que ya ha dejado más de 50 imputados en el partido. Los casos abiertos en los que hay miembros del PSOE son interminables: ERE falsos, cursos de formación, Edu, Delphi… Especialmente dolorosos han sido los que han afectado a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que no tuvieron más remedio que dimitir.

Precisamente la dimisión de Griñán aupó a Susana Díaz a la presidencia de la Junta de Andalucía en septiembre de 2013. Todos sus méritos se resumen en estar en el sitio adecuado en el momento justo. La decisión del aparato del PSOE de apartar a Griñán ni mucho menos se adoptó en aras de la higiene democrática. El expresidente pasaba al Senado para acogerse a la condición de aforado y ser juzgado por el Tribunal Supremo. De esta forma evitaba a la juez instructora del caso de los ERE falsos, Mercedes Alaya.

Más de un año después de la llegada de Díaz al poder, la corrupción en el seno del PSOE-A sigue marcando la agenda política andaluza. Quizá por ello el PP ha acortado distancias en las encuestas hasta situarse en empate técnico con el PSOE. Según el último sondeo de julio de 2014 EGOPA realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía, los socialistas ganarían las elecciones con 36,87%, un margen muy estrecho sobre el PP. Los populares de Moreno Bonilla aparecen en segunda posición con un 36,17%. IU obtendría el 10%, Podemos 6,56%, UPyD 5,01% y PA 2,29%.

Claro que estos datos habría que matizarlos debido a la evolución de Podemos en los últimos meses. Si la irrupción del partido de Pablo Iglesias se produjo en las pasadas elecciones europeas de mayo, su despegue definitivo se ha concretado en otoño convirtiéndose en el primer partido en intención de voto de España. Por este motivo habría que calibrar su impacto en Andalucía. El gobierno de coalición PSOE-IU se vería gravemente afectado debido a que a nivel nacional sus votantes se están pasando en masa al nuevo partido de la izquierda.

En cambio, un sondeo mucho más reciente elaborado por la cadena SER del pasado mes de septiembre ofrece datos mucho peores tanto para el PSOE como para el PP. La encuesta otorga la victoria al PSOE en Andalucía con un 31,2% de los votos. El PP sería el segundo partido más votado con un 28,3%. Se trataría de una importante bajada para ambos comparada con los resultados electorales de marzo de 2012 (PP 45.9% -50 diputados; PSOE 43,1% -47 diputados). Este descenso respondería a lo señalado anteriormente: la irrupción de Podemos. Los socialistas perderían 8,3 puntos y los populares 12,4.

Siguiendo la buena línea de resultados en las encuestas a nivel nacional, la formación de Pablo Iglesias también tendría un papel más que relevante en la política andaluza. Con un 18,1% de votos Podemos desplazaría a Izquierda Unida como tercera fuerza. Un rol que actualmente es más que decisivo, pues IU es el partido bisagra que permite que el PSOE gobierne bajo esta coalición en la región. IU bajaría del 11% logrado en las últimas elecciones al 8,8%. La quinta fuerza sería UPyD, que obtendría el 5,4%. A pesar de que se trate de la encuesta más reciente, ésta no incluye datos de ficha técnica, por lo que a priori no tendría la misma fiabilidad que el sondeo EGOPA, que es independiente.

El escenario esperado en Andalucía en los próximos meses no es nada alentador para Susana Díaz. En febrero está previsto que se publique la siguiente encuesta, momento en el que los expresidentes Chaves y Griñán estarán probablemente imputados. Bajo estas circunstancias Moreno Bonilla tiene a su alcance seguir creciendo en las encuestas frente a un PSOE mermado por la corrupción y el auge de Podemos. Más aún por el empeño de Susana Díaz en hacer guiños al electorado más a la izquierda apropiándose incluso del discurso de moda de Pablo Iglesias. Se trata de una estrategia arriesgada en tanto que en estas circunstancias parece muy difícil rebasar a Podemos o IU por la izquierda.

La tendencia a la baja del PSOE en las encuestas es algo que se viene produciendo tras las primeras encuestas realizadas tras las elecciones autonómicas de marzo de 2012. En el verano de 2012 el PSOE gozaba de una intención de voto alta al ser el primer partido con un 39,37%. Desde entonces los sondeos de EGOPA revelan una caída progresiva de los socialistas hasta situarse en empate técnico con el PP dos años después. En febrero de 2013 el PSOE bajaría al 38%. Ese mismo verano el descenso se acentuaría con el 36,05%. En febrero de 2014 el PSOE mantendría la caída al obtener el respaldo del 36,7% de los encuestados.

Por el contrario, en las filas del principal partido de la oposición existe un optimismo moderado. Desde la llegada de Juan Manuel Moreno Bonilla al PP en marzo de 2014, los populares viven su mejor momento en intención de voto hasta alcanzar el empate técnico con el PSOE. No obstante, fuentes del PP andaluz señalan a Periodista Digital que ni mucho menos hay que echar las campanas al vuelo. Más si cabe por lo sucedido durante las encuestas previas a las elecciones autonómicas de marzo de 2012 en las que se daba por segura la victoria por mayoría absoluta de Javier Arenas, algo que nunca ocurrió.

Tampoco conviene olvidar que en Andalucía el voto es muy cautivo. Desde la llegada a la democracia con las primeras elecciones autonómicas en 1982 hasta hoy, el dominio del PSOE en la región es abrumador. Los andaluces no han conocido otra cosa en el gobierno que a los socialistas.

Una hegemonía tan aplastante que propicia situaciones tan inverosímiles como la de ver a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, dar lecciones sobre la lucha contra la corrupción. «Los veo muy blanditos (al PP) con la corrupción, como un barco a la deriva que se está hundiendo».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído