ANTONIO MAÍLLO YA NO DISIMULA SUS DIFERENCIAS

IU se desmarca de Susana Díaz y se blinda ante el empuje de Podemos

Maíllo reconoce que su formación tiene poca capacidad organizativa

Izquierda Unida apuesta por distanciarse de Susana Díaz. La federación andaluza liderada por Antonio Maíllo ya no disimula sus discrepancias con la forma de hacer política del PSOE. En un documento difundido entre sus afiliados, IU hace balance de la nueva dirección comandada por Maíllo desde junio de 2013.

“Los andaluces tienen que percibir el cambio e identificarlo con IU, por lo que debemos reivindicar como nuestras todas las políticas que protagonicen el cambio y sean de nuestra cosecha”, recoge el documento. A diferencia del vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, Maíllo no tiene ataduras con el PSOE.

Su puesto como coordinador regional de Izquierda Unida le permite criticar abiertamente a Susana Díaz. Se trata de la estrategia con la que espera que IU no se descomponga ante el auge de Podemos. Para ello tratará de aglutinar al amplio y disperso espectro que representa hoy el votante de izquierdas.

Primero en las elecciones municipales de esta primavera y más tarde en las autonómicas, que en el caso de Andalucía serán en 2016 si antes no se produce un adelanto. Aunque el gobierno de coalición PSOE-IU ha puesto en marcha 28 leyes y 250 medidas, las discrepancias han marcado esta atípica legislatura.

CRISIS DE GOBIERNO

En el último año y medio -que también coincide con la llegada de Susana Díaz a la presidencia de Andalucía- el gobierno de Díaz y Valderas ha vivido algunos momentos de tensión. Nadie olvida la crisis de gobierno que se produjo cuando Susana Díaz suspendió las competencias a la Consejería de Educación y Vivienda -en manos de IU- a propósito de una casa okupa desahuciada.

La consejera Elena Cortés desobedeció a Susana Díaz al entregar 20 viviendas a los okupas que vivían en el edificio La Corrala Utopía de Sevilla. IU favoreció a los okupas en agravio de otras familias que esperaban su turno para recibir una vivienda. Aquello enfureció a Susana Díaz, que acabó con el órdago comunista retirándole las competencias a la consejera.

El incendio se agravó cuando IU contraatacó suspendiendo el acuerdo de legislatura. Antonio Maíllo, -arropado por Cayo Lara- se enfrentó a Díaz (Valderas se puso de perfil) manteniendo que esta decisión conllevaba la “suspensión de la normalidad” del acuerdo de gobierno y que éste no se restituirá hasta que Susana Díaz diera su brazo a torcer. Ferraz levantó el teléfono y Susana Díaz el castigo.

TENSIONES

Estas tensiones entre IU y PSOE eran de esperar, aunque el episodio de los okupas fue demasiado para Susana Díaz, que nunca se ha sentido a gusto con los comunistas como socios de un gobierno que heredó de Griñán. Entonces, como ahora, el panorama es más que incierto. Maíllo cree que si mantiene una postura diferente a la del PSOE podría darle mayores réditos electorales.

Y a ello se dedica. El documento que IU acaba de publicar plasma sus diferencias respecto al PSOE. El documento de 18 páginas recoge los aciertos y errores de IU en este año y medio, y las “fortalezas y debilidades” de la formación que dirige desde entonces Antonio Maíllo. El objetivo prioritario del texto es la preparación de las municipales de mayo.

Destaca la dura crítica al PSOE, al que acusan de frenar sus políticas en el Parlamento, en detrimento de otras:

“El PSOE utiliza de forma descarada todos los resortes de la Administración en la tramitación de un anteproyecto, desvirtuando el propio trabajo bilateral”.

La nueva dirección de Antonio Maíllo deja claro que nada debe a Susana Díaz y denuncian la ralentización -incluso paralización- de algunos proyectos.

“No entendemos cómo leyes llegan directamente al Parlamento y otras que se aprobaron antes como anteproyectos aún encuentren problemas”.

La queja de IU se refiere a las leyes de Participación Ciudadana y de Memoria Democrática, que propuestas por IU y pasadas desde hace meses por el Consejo de Gobierno están estancadas. Hay más críticas para el PSOE. IU se queja de las dificultades de comunicación con el grupo parlamentario socialista en el parlamento andaluz.

“Para los socios, el Gobierno es Dios. Prohíben a sus diputados registrar determinado tipo de iniciativas, creen que no debemos realizar interpelaciones/mociones ni considerar las iniciativas de la oposición de entrada”.

Pero también hay autocrítica. IU admite no haber ofrecido alternativas a su negativa a apoyar la comisión de investigación que exige el PP andaluz por el caso de los ERE.

“El PSOE se lo ha guisado y se lo ha de comer”, aseguran.

A Podemos no se le menciona en el documento, aunque no es difícil detectar que muchas de sus propuestas van encaminadas a contrarrestar al partido de Pablo Iglesias. Ciertos sectores dentro del partido creen que Podemos ha copiado el programa de IU.

En cualquier caso contrarrestar a Podemos no va a ser nada fácil. El propio Maíllo reconoce que su formación tiene poca capacidad organizativa.

El informe señala tres campañas que no respondieron a las expectativas: por el derecho a la vivienda, en defensa de la administración local y por el impuesto a grandes superficies. Admiten su escaso éxito.

“No logramos acercarnos a las clases populares. Hubo una gran saturación, ya que coincidían todas en el tiempo”.

De todo ello se debatirá en profundidad en la Asamblea Extraordinaria que IU celebrará el próximo 21 de diciembre.

Allí se hará balance del curso político y se elaborarán propuestas. Fuentes de IU señalan a Periodista Digital que la idea de celebrar esta asamblea se decidió en junio de 2013 cuando Antonio Maíllo fue elegido coordinador general de IULV-CA.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído