TERESA RODRÍGUEZ CUENTA CON EL FAVOR DE IGLESIAS

Malestar en Podemos Andalucía: denuncian pactos para que salga elegida la candidata de Pablo Iglesias

Las extrañas alianzas de la candidata favorita de la cúpula de Podemos y su apoyo a los okupas

Malestar en Podemos Andalucía: denuncian pactos para que salga elegida la candidata de Pablo Iglesias
Teresa Rodríguez, de Podemos. PD

No todo va a ser una sucesión de elecciones y asambleas de barrio. Aunque la democracia interna y el modelo asambleario es el germen de Podemos, al final, como en toda estructura de poder, la cúpula es la que marca las directrices.

Y si no, que se lo pregunten a Pablo Echenique. Por eso los jefes del partido -Iglesias, Errejón y Monedero- tienen siempre un favorito en los procesos electivos internos en los que se constituye un candidato.

En Andalucía la que goza de ese respaldo es Teresa Rodríguez. El más que probable adelanto electoral que Susana Díaz va a llevar a cabo en la comunidad ha provocado que el resto de partidos se pongan en guardia.

Podemos Andalucía ha presentado este 24 de enero 2015 las listas de los candidatos que se enfrentarán en las primarias del 13 de febrero -el resultado lo publicará al día siguiente-, algo más de un mes antes de las presumibles elecciones autonómicas del 22 de marzo 2015.

Para concurrir a esos comicios, Rodríguez tendrá que luchar con la candidatura ‘Andalucía desde abajo’, que se presenta como la alternativa inspirada en el espíritu fundacional del partido: ruptura democrática desde abajo y que sean los militantes quienes siempre decidan.

Rocío Filpo, miembro de los círculos ‘Málaga Este-El Palo, Distrito 2′ y ‘Feministas’ de Podemos, será la que lidere esta candidatura alternativa a la oficialista tras ser elegida en la votación celebrada en Antequera.

Esta candidatura presume de haber construido su proyecto mediante un procedimiento democrático, procedimiento que reivindican a su vez para la sociedad.

Se trata de una alternativa surgida desde abajo, alejada de los acuerdos con la dirección nacional que vienen denunciando voces de Podemos -como la de Echenique- desde el primer día. Su receta para Andalucía es una ruptura democrática y económica.

Cargos impuestos de antemano

Jesús Castillo, miembro de la candidatura ‘Andalucía desde abajo’, reconoce a Periodista Digital el malestar que hay en las bases por los acuerdos entre Teresa Rodríguez y los mandamases de Podemos. «Teresa es la candidata de Pablo, antes la vimos como nuestra candidata, pero ha pactado desde arriba, esa no es nuestra manera de hacer las cosas», explica.

Tras obtener la victoria, Rocío Filpo se expresó en términos parecidos a los de su compañero. No niega las diferencias con la candidatura de Rodríguez. «Una de las diferencias es la forma de conformar su lista, la lista en la que ella va a ir».

Es decir, el acuerdo con la cúpula.

«Ellos han llegado a un pacto donde había ciertos cargos que venían más o menos impuestos. Comprendemos que con toda seguridad tiene toda la buena voluntad, es una compañera maravillosa, pero creemos que tenemos que huir de lo que hemos criticado desde que entramos en Podemos: votación absoluta para todo, participación, democracia y la gente de los círculos arriba, a los cargos».

La persona que mantuvo esas ‘negociaciones’ con Teresa Rodríguez es el secretario de organización del partido, Sergio Pascual. En este pacto se habrían repartido los puestos del consejo ciudadano, órgano de gobierno del partido, a espaldas de los militantes.

Este hecho fue el detonante de que surgiera la candidatura antioficialista que reivindica el manifiesto «Mover ficha», texto que propició el origen de Podemos.

Castillo, integrante del consejo ciudadano de Sevilla, recuerda que el enemigo no está dentro de su partido, sino en la famosa ‘casta’, de la que ni mucho menos excluye a la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

«Es nuestro enemigo, pero dentro de Podemos nosotros queremos construir desde abajo».

Teresa Rodríguez, a favor de los okupas

Muchos interpretaron el reciente viaje de Pablo Iglesias a Sevilla como un gesto para demostrar autoridad en el seno de la formación en Andalucía. Y es que Teresa Rodríguez ha trazado una red de alianzas con personas que no pertenecen a Podemos, algo que ha suscitado algunos recelos entre las bases.

Entre esos acercamientos destacan importantes representantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). De hecho, el secretario general de la central, Diego Cañamero, es de la total confianza de la eurodiputada, y uno de los nombres que podría incluir en la ejecutiva de Podemos en Andalucía.

Cañamero, además, ha acercado a Rodríguez a colectivos okupas. La eurodiputada gaditana incluso visitó hace dos meses junto al dirigente del SAT las llamadas «Corralas de la Dignidad de Sanlúcar», un complejo de viviendas ocupadas en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda.

Aunque Rodríguez tiene el apoyo de la cúpula de Podemos, Pablo Iglesias le recordó que el proyecto de Podemos es suyo y no de otras personas ajenas a la formación. Claro que Iglesias aprovechó para matar dos pájaros de un tiro, ya que también apagó el fuego que provocó la secretaria general de Podemos en Sevilla, Begoña Gutiérrez, referentes a la celebración de un referéndum para decidir si se celebraba o no la Semana Santa.

Castillo, que forma parte del equipo de Gutiérrez, desmiente la mayor. «El viaje de Pablo fue porque Andalucía es clave en España, pero no para poner orden en el partido. El orden se pone desde los círculos».

Curiosamente la propia Teresa Rodríguez suscribió las palabras de Begoña Gutiérrez -que luego rectificó por el revuelo causado- a propósito de la Semana Santa.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído