"ANDALUCÍA NO ES UNA PIEZA EN EL TABLERO POLÍTICO"

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, asegura que «el PP volverá a ganar las elecciones»

"Susana Díaz es mucho Zapatero, esa sonrisa hueca y esos grandes discursos muy elocuentes que cuando arañabas no había nada"

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, asegura que "el PP volverá a ganar las elecciones"
Juanma Moreno. PP.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha asegurado el 28 de enero de 2015 que el PP «volverá a ganar las elecciones en Andalucía y esta vez gobernaremos» y que liderará, como presidente de la Junta, «un proyecto nuevo para crear empleo, dar oportunidades, combatir las desigualdades y recuperar el orgullo y la imagen de Andalucía». «Voy a construir un gobierno de mayoría social», dijo el presidente popular, quien insistió en que Andalucía «tiene capacidad y potencial para ser referente del Sur de Europa» y que su objetivo es «convertir estas posibilidades en realidades».

El presidente del PP andaluz ha pronunciado una conferencia organizada por el Fórum Europa y presentado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El acto, al que han acudido varios ministros del Gobierno y la dirección del PP nacional y andaluz, ha contado también con la asistencia de más de 700 personas de distintos ámbitos políticos, institucionales, sindicales, empresariales y sociales, a nivel nacional y autonómico.

«Para mí, Andalucía no es una pieza en el tablero político, porque la única meta que me planteo es gobernar para mejorar la vida de los andaluces», ya que, apostilló, «el futuro de Andalucía no puede ser un plan de poder sino un plan de gobierno solvente, audaz, moderado y estable», como el que tiene el Partido Popular andaluz para construir una Andalucía «líder en España y en Europa».

Así, Juanma Moreno avanzó su «hoja de ruta» que se plasmará en un programa de gobierno «ambicioso» y que «revertirá la tendencia que nos condena a los andaluces a tener más paro y menos bienestar», basado en cuatro líneas de actuación fundamentales.

Por un lado, y con carácter prioritario, una reforma fiscal que deje una media de 400 euros en el bolsillo de los andaluces, genere actividad económica y empleo, y acabe progresivamente con el «injusto y abusivo» Impuesto de Sucesiones y Donaciones; así como una actuación contundente en la simplificación de trámites para facilitar la actuación de las empresas y «desbrozar la maraña legislativa que crea confusión y actúa contra el empleo».

La creación de empleo estable es otra de las líneas de actuación prioritarias a las que se ha referido Moreno, para lo que consideró imprescindible que Andalucía «gane músculo industrial». En este sentido, recordó su propuesta de un Plan de Industrialización para crear 37.000 empleos en los próximos dos años; sin olvidar los sectores más «pujantes» de la economía andaluza -el turístico y el agroalimentario-, como «motores de empleo» en la comunidad. «Mi apuesta es ganar dimensión, modernizar el sector, aplicar la I+D a la industria», manifestó.

Dijo que Andalucía «tiene que venderse mejor», y que para ello su gobierno pondrá el acento en la formación del capital humano. «En Andalucía tenemos la mayor riqueza que puede tener una sociedad: una población joven», por lo que «la inversión en formación y en una educación de calidad es una apuesta ganadora para la comunidad». En este sentido, apuntó la urgencia por aumentar la inversión por alumno, que en la actualidad en Andalucía es de mil euros menos que la media española. Además, recordó que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, debe a las universidades andaluzas 630 millones de euros, y que mientras más de la mitad de las plazas ofertadas por el servicio público de empleo alemán en España se cubren con jóvenes andaluces, 40.000 jóvenes se quedaron sin plaza en FP en Andalucía.

Yo quiero darles oportunidades de formación en nuestra tierra a esos 195.000 jóvenes que hoy están en paro.

En cuarto lugar, dijo que Andalucía tiene como «asignatura pendiente» la regeneración de la vida pública y la lucha contra la corrupción, que, a su juicio, «dañan la imagen de la comunidad»; una imagen que «debemos limpiar», ya que Susana Díaz «ha sido incapaz de romper con un pasado que le resulta demasiado cercano».

«No es tiempo de paños calientes, tenemos que ‘meter el bisturí’ con medidas regeneradoras concretas», dijo Juanma Moreno, tras lo cual recordó el paquete de propuestas que el PP andaluz ha llevado al Parlamento, entre las que se incluyen la creación de un Cuerpo de Interventores de la Junta; una Ley del Alto Cargo y del Buen Gobierno; y una Ley de Subvenciones que fije criterios, controles y evaluaciones de las ayudas públicas.

Además, incidió en la necesidad de una administración más «ágil, eficaz y transparente», que recaiga de forma primordial en la función pública, un sector al que reconoció su esfuerzo y su trabajo en la comunidad, y a quienes anunció que las direcciones generales con el gobierno del PP en Andalucía, que tendrá 7 u 8 consejerías, serán ocupadas preferentemente por funcionarios.

Juanma Moreno afirmó que el suyo será «un gobierno de los mejores, en el que la capacidad, el trabajo, las ideas y la preparación estén por encima de la ideología y el partidismo».

SUSANA DÍAZ ES MUCHO ZAPATERO

El presidente del PP andaluz hizo un balance de la gestión de Susana Díaz como presidenta de la Junta, a la que criticó que sea «mucho Zapatero, esa sonrisa hueca y esos grandes discursos muy elocuentes que cuando arañabas no había nada», al tiempo que le reprochó su «tacticismo electoral» y le recordó que las elecciones andaluzas «no son un instrumento para dilucidar liderazgos nacionales porque estamos hablando del empleo, la sanidad, la educación y el futuro de casi nueve millones de españoles».

Juanma Moreno apuntó que el bipartito andaluz «ha estado mucho más ocupado en alimentar tensiones y diferencias que en solucionar los problemas de los ciudadanos» y llamó la atención sobre que los dos gobiernos autonómicos que han sometido a sus ciudadanos a una zozobra continua -el andaluz y el catalán- «son los que han abandonado la gestión en beneficio de debates de muy distinta naturaleza pero igualmente ajenos al interés general de sus ciudadanos».

Para Moreno «no es justo» la tasa de paro del 34% en Andalucía, que incrementa su brecha con el conjunto de España al reducir su paro a un ritmo que es la mitad que el resto de comunidades. «Yo no me voy a resignar a que uno de cada cuatro parados españoles sea un andaluz», dijo el presidente popular, quien mostró su «indignación» por que Díaz haya sido «incapaz de gestionar sus competencias en Empleo, haya dejado sin ejecutar 582 millones de euros, y haya tenido que devolver el 76% de los fondos para Políticas Activas de Empleo que le ha transferido el Estado. 227 millones de euros perdidos por la incapacidad del gobierno».

La brecha del desempleo no sólo se ha reducido sino que ha aumentado con la media nacional: Si en 1982 había un 5% de diferencia, ahora supera el 10%.

Dijo que Andalucía necesita un gobierno que «deje de ser el tapón que nos impide despegar», un gobierno «con más gestión que ideología», que consiga que Andalucía recupere «atractivo» para los inversores, ya que en la actualidad «sólo el 1,6% de la inversión extranjera que llegó a nuestro país tuvo como destino Andalucía. Muy lejos del 54% de Madrid o el 22% de Cataluña, por culpa de un gobierno que toma decisiones antiempleo»

Juanma Moreno añadió que la gestión de Díaz «ha sido inexistente», y la resumió en un «triple fracaso»: en la creación de empleo; en la lucha contra la corrupción; y en la gestión de los servicios públicos, los cuales «han sufrido el deterioro de recortes continuados, desprecio a los profesionales y parálisis en la gestión», como ha puesto de manifiesto la situación de colapso de las urgencias hospitalarias andaluzas.

Moreno reiteró que en Andalucía «tenemos unos grandes profesionales pero maltratados, con contratos precarios, los peor pagados de España, y que dan lo mejor de sí mismos por evitar el colapso del sistema público», dijo, en referencia tanto a la sanidad como a la educación, donde el curso pasado fueron despedidos 4.500 interinos y 800 monitores.

«Andalucía necesita un gobierno que piense en los andaluces», dijo Juanma Moreno, quien afirmó que estas elecciones son «una oportunidad única» para los andaluces, y que para el PP es un «objetivo irrenunciable» el gobierno de la comunidad.

Te puede interesar

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído