DECLARACIONES DEL SECRETARIO GENERAL DEL PSOE EN TOLEDO

El PSOE manchego denuncia que la oferta de empleo educativo de Cospedal «es reírse de los profesores»

"Cospeda ha echado a la calle al 15% de los profesores que habían en los centros escolares toledanos cuando llegó en 2011"

El PSOE manchego denuncia que la oferta de empleo educativo de Cospedal "es reírse de los profesores"
Álvaro Gutiérrez. Europa Press/PSOE

El secretario general del PSOE de la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez, aseguraba el 19 de febrero de 2015 que las 330 plazas en educación que ha hecho la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, este año es «reírse de los profesores, de los padres y de la comunidad educativa y un nuevo engaño a la ciudadanía de Castilla-La Mancha y de la provincia de Toledo».

Álvaro Gutiérrez, que valoraba esta oferta acompañado por el miembro de la Sectorial de Educación del Partido Socialista de Toledo José Manuel Almeida, calificaba de «irrisoria, ridícula y electoralista» esta oferta de empleo educativo cuando «resulta que Cospedal en los cuatro años que lleva gobernando ha despedido a 6.000 profesores en toda la región».

En la provincia de Toledo, concretaba Gutiérrez:

Cospedal ha despedido a 1.371 profesores, se ha cargado, ha echado a la calle al 15% de los profesores que habían (sic) en los centros escolares toledanos cuando llegó en 2011, desgraciadamente para la región, al Gobierno de Castilla-La Mancha.

«Una miseria de oferta» que, en el caso de Toledo y si se hace un reparto proporcional de las plazas en las cinco provincias, «no cubriría ni siquiera el 5% del agujero que Cospedal ha hecho en la plantilla del profesorado de la provincia de Toledo», resaltaba el secretario general del PSOE toledano.

Gutiérrez rechazaba con rotundidad «esa falsa y propagandística estela de la creación de empleo», cuando «lo cierto y verdad es todo lo contrario, con Cospedal se sigue destruyendo empleo también en educación en Castilla-La Mancha, comunidad que gracias a la presidenta regional tiene el vergonzante primer puesto en el ranking de recortes en materia educativa en España».

Al respecto, el socialista apuntaba que «con esta miseria de oferta de empleo en educación no se crea empleo porque es para reponer algunas vacantes de profesorado existentes por jubilación o fallecimiento».

Criticaba también Álvaro Gutiérrez otros despropósitos de la convocatoria de esas mínimas 330 plazas, como que la plaza en educación física cuando la propia Consejería asegura que le sobran cuatro profesores de esta especialidad.

También que Cospedal no haya tenido en cuenta en esta oferta mínima de empleo las convocatorias de otras comunidades autónomas, ya que la «inclusión de especialidades como economía o latín, al contemplarse sólo en Castilla-La Mancha, va a suponer un efecto llamada que dificultará las posibilidades de los opositores castellano-manchegos».

Por su parte, José Manuel Almeida incidía en que no se crea empleo porque «una tasa del 50% de reposición supone que de cada diez jubilaciones sólo se cubren cinco lo que significa que para el próximo años se pierden otros cincos profesores».

También se refería Almeida al efecto llamada de esta oferta de empleo y resaltaba que va unida «a una reordenación de las listas de interinos, lo que significa que no sólo es que docentes de otras comunidades saquen la plaza, es que además es muy posible que los interinos castellano-manchegos salgan de las listas, que no trabajen el año que viene y sí lo hagan gente de otras comunidades».

Por todo ello, Gutiérrez mostraba «el rechazo del Partido Socialista de la provincia de Toledo a esta oferta pública de empleo en educación que ha hecho Cospedal, como también la han rechazado ya todos los sindicatos educativos, algo muy significativo».

Para el secretario general del PSOE toledano «el daño que Cospedal ha hecho y está haciendo al sistema público educativo de Castilla-La Mancha y de la provincia de Toledo es brutal y demoledor», sólo comparable «con la inmensa soberbia de una presidenta que gobierna sin alma».

Recordaba que la presidenta regional ha cerrado ocho colegios en la provincia de Toledo, ha despedido cerca de 1.400 profesores, ha dejado sin transporte escolar a miles de alumnos y alumnas, ha eliminado becas de comedor, ha obligado a los padres a pagar los libros de texto, ha hacinado a los estudiantes en las aulas y ha dejado sin apoyos a niños con necesidades educativas especiales».

Cospedal, si tuviera el más mínimo atisbo de vergüenza pediría perdón por el destrozo que ha hecho a la educación castellano-manchega y toledana.

Cospedal ha tardado cuatro años en poner en marcha el proyecto del nuevo colegio de Méntrida

Por último, Álvaro Gutiérrez se refirió a la visita de Cospedal ayer a las obras de un colegio de la localidad de Méntrida, «en uno de los actos electoralistas que tiene preparados para esta precampaña electoral».

Una infraestructura educativa que, según recalcó Gutiérrez, la presidenta regional «ha tardado cuatro años en poner en marcha cuyas obras se han iniciado a pocos meses de las elecciones».

Una infraestructura que:

Dejó proyectada el Partido Socialista y que ha tardado cuatro años en iniciar, lo hace a dos meses de las elecciones, con el fin de aparentar en los últimos meses de la legislatura que ha hecho algo.

Y ponía más ejemplos, como algunos centros de salud y residencias de mayores de la provincia de Toledo que el Gobierno del PSOE dejó terminadas y listas para poner en marcha y que sin embargo Cospedal ha tenido cerradas cuatro años, simplemente para poder cortar la cinta y colgarse la medallita de descubrir la placa a pocos meses de las elecciones». Como el centro de salud de Belvís de la Jara y las residencias de mayores de Illescas y Mora.

Te puede interesar

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído