"Si cambia el modelo de financiación, el independentismo catalán se hunde"

Santiago Niño-Becerra: «El problema de Cataluña es económico, no político»

Las citas que ha ido recopilando a lo largo de los últimos 20 años han servido al economista Santiago Niño-Becerra de hilo conductor para su nuevo libro: ‘La Economía, una Historia muy personal’.

Como explica Ingrid Gutiérrez en ‘El Economista’, se trata de una obra crítica y directa en la que el catedrático explica por qué el modelo actual se ha agotado y la austeridad será una constante en nuestras vidas.

¿Es sostenible el nivel de deuda privada y pública en España?

Actualmente, las familias españolas deben más o menos 650.000 millones de euros, las empresas adeudan otros 1,3 billones y la pregunta es cuánta de esa deuda se puede pagar. Lo mismo sucede con los 1,03 billones que debe España. La gran ventaja que tenemos es que nadie puede pagar todo lo que debe, ni EEUU, ni Alemania… con lo cual, al final se va a tener que pactar una compensación de deuda, y eso ya tiene consecuencias. No creo, sinceramente, que se produzcan quitas, pero sí serían factibles conversiones en deuda perpetua.

Este año, España ni siquiera va a crecer para pagar los intereses de la deuda. Aceptando las cifras del Gobierno, va a crecer aproximadamente unos 25.000 millones de euros y va a tener que pagar 36.000 millones de euros de intereses.

¿Son sostenibles las comunidades autónomas?

El tema de las regiones es tabú. Para abordar sus cuentas fiscales habría que entrar en su sistema de financiación y éste tiene que rehacerse. Cuando se ve la lista de los déficit de las regiones, estos son ficticios. Hay regiones que no son sostenibles, que no pueden costear algunas competencias, porque la financiación es incorrecta e insuficiente. Cuando eso se aborde, todo el mapa de déficits cambiará.

Esto se tenía que haber abordado ya en los años 90. Fíjese en el problema de Cataluña. Ese problema es económico, no es político. Si cambia el sistema de financiación de Cataluña, la tasa de independentismo se hunde.

¿Ve posible que Cataluña pueda independizarse?

Existen estudios que prueban que en el caso límite de que se independizase, una Cataluña independiente sería sostenible. Sin embargo, a los mercados lo que más les interesa es que quien deba algo lo pague. La pregunta, por eso, debería ser: ¿Una Cataluña independiente puede pagar lo que debe? Si puede hacerlo, a los mercados les importa un rábano que Cataluña se independice, lo único que les interesa es que pague lo que debe.

Pienso que no se va a llegar a esta situación, ni muchísimo menos, porque con un trauma de este tipo no gana nadie. Lo que sí que es verdad es que el sistema de financiación tiene que reformarse, porque una vez que este tema se haya solucionado, las cosas se estabilizarán bastante.

Hablemos del paro. ¿Qué tiene que pasar en nuestro país para que la tasa de desempleo se reduzca hasta unos niveles asumibles?

El último informe del BBVA Research apunta a que después de la crisis aún habrá en España una tasa de paro estructural del 18 por ciento. Una tasa de paro estructural como ésta equivale a una tasa estacional del 30 por ciento. España tendrá que acostumbrarse a un nivel de desempleo estructural muy elevado. Por eso la renta básica es necesaria.

Además, el empleo se está precarizando y los mensajes del Gobierno hay que mirarlos con lupa por la cercanía de las elecciones. Este año es un año perdido para España. No se va a hacer nada, y Europa tampoco nos va a decir nada, para que haya paz, tranquilidad… No me espero ninguna tensión.

¿Cómo interpreta el ascenso de Podemos? ¿Representa, como defienden algunos, un peligro?

En Grecia ha ganado un partido no convencional y no hemos visto ningún cataclismo. Han ganado, están discutiendo en Bruselas y están diciendo algo que es obvio, que Grecia está al borde del caos social.

En España hay una serie de partidos no convencionales en la palestra. He leído todo el programa económico de Podemos y dice cosas que tienen una lógica aplastante: por un lado, que España no puede pagar toda la deuda y en segundo lugar, que hay que instaurar algo, llámelo renta básica o como sea, porque vamos a un paro estructural de narices.

Al final, como dice George Soros en una cita que recojo en mi libro, los mercados votan cada día, la ciudadanía cada cuatro años. Si uno adopta una medida que no convence a los mercados o que significa profundizar en la inestabilidad, los mercados lo castigan. Con lo cual, estos partidos no me dan ningún miedo en términos económicos. Ninguno. Los mercados votan gobierne en España quien gobierne.

¿Ve más cercano el acuerdo entre Grecia y Bruselas o el conocido como ‘Grexit’?

¿A quién beneficia que Grecia se vaya del euro? ¿O que impague la deuda? ¿Que se produzca un caos en el sur de Europa? A nadie. Lo que es absolutamente imposible es que Grecia cumpla las condiciones que se le impusieron, porque está socialmente colapsada. Estoy convencido de que se va a llegar a un acuerdo en el que todos tendremos que perder algo, porque la alternativa es el caos. Eso no van a permitirlo. Nadie va a romper la baraja.

En su libro defiende que el modelo económico actual se ha agotado. ¿Sobre qué cimientos debemos construir uno nuevo?

Los tres principales problemas que tiene este modelo son que la deuda no se puede pagar, que existe un exceso brutal de capacidad productiva y que la tendencia de los recursos es hacia la escasez. La austeridad va a ser el elemento habitual dentro del nuevo modelo.

Pienso en el periodo 2025-2030 como muy estable, con una inflación controlada, unos tipos de interés bajísimos, un crecimiento muy bajo pero estable, un desempleo estructural muy alto y un consumo muy comedido. Viviremos peor de lo que hemos vivido. No vamos a más, vamos a menos.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído