Con el fin de prevenir riesgos

SES recuerda las precauciones que hay que tomar antes de hacerse un piercing

SES recuerda las precauciones que hay que tomar antes de hacerse un piercing
Establecimiento de piercing

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha recordado las precauciones y recomendaciones que hay que tomar antes de decorar el cuerpo con un piercing, con el fin de prevenir riesgos como enfermedades infecciosas.

Cabe señalar que el piercing es una perforación de una parte del cuerpo para introducir en ella un pendiente o una argolla de diferentes materiales. Por tanto, la técnica de aplicación requiere entrar en contacto con la sangre del individuo que se somete a este tipo de práctica y, por consiguiente, existe el riesgo de que se produzca la transmisión de infecciones bacterianas o de enfermedades víricas.

El hecho de que esta práctica se realice en establecimientos y con materiales que no cumplen con las adecuadas medidas de higiene; que no sea llevada a cabo por un profesional sanitario o por personas especialmente preparadas; y que exista una falta de información en cuanto al tratamiento y cuidado del piercing, son circunstancias que multiplican enormemente los riesgos de sufrir alguna reacción o serias complicaciones.

Hay que tener en cuenta que la persona que decide hacerse un piercing puede tener alergia al material del mismo, así como que en algunos casos puede producirse un rechazo del cuerpo si no hay suficiente piel para hacerlo. En cualquier caso, el SES desaconseja esta práctica en personas alérgicas, afectadas de alguna enfermedad congénita, o sometidas a tratamientos por alguna dolencia considerable.

Asimismo, el SES recomienza que se consulte a un médico antes de hacerse un piercing si existen antecedentes alérgicos o algún problema de salud que pueda afectar a la cicatrización, además de colocarse en manos de expertos que tengan una determinada titulación o al menos la superación de un curso higiénico-sanitario homologado por la Dirección General de Salud Pública.

ASESORAMIENTO, HIGIENE DEL LOCAL, FACTURA…

Además, es necesario informarse previamente del material con el que está fabricado el piercing. Lo mejor es que sea hipoalergénico para descartar cualquier problema de incompatibilidad, y que se eviten materiales como la plata, el bronce o el cobre, entre otros.

En el momento de hacerse un piercing, la persona debe exigir que se le detalle el material utilizado, las precauciones y las recomendaciones posteriores, así como firmar un documento al estar de acuerdo. Del mismo modo, no se debe permitir una anestesia, ya que solo un médico puede administrar anestésicos.

Hay que asegurarse de que el local esté limpio y que el profesional que se encarga de colocar el piercing se lave y esterilice sus manos antes de comenzar la operación. Esta persona tiene que usar guantes quirúrgicos nuevos y una vez puestos no puede tocar más que los instrumentos que tenga que utilizar para realizar la perforación. Los materiales destinados a penetrar la piel deberán ser desechables después de cada uso y es preciso pedir una factura en el establecimiento donde se ha realizado el piercing, por si es necesario reclamar en el caso de que surja alguna complicación.

Una vez hecho el piercing, es imprescindible que se conozcan todos los métodos de desinfección que hay que seguir y cuántas veces hay que limpiar la piel para que cicatrice normal y totalmente. Además, hay que vigilar la zona y si ésta se infecta o no sana acudir a un especialista.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído