Oximorón

Oximorón
Fernando Ayala Vicente

Es propio de gente necesitada en hacerse conocer o bien cuando las limitaciones de sus actuaciones, si no es la propia inacción, la que precisa que se vea condicionada a determinadas campañas de autobombo.

Los asesores diseñan los distintos mecanismos para llegar, a su juicio, al mayor número de ciudadanos posibles. Por eso introducen cuñas en la radio, vídeos en los medios de comunicación, nos inundan con vallas y panfletos….

Hasta ahí todo muy tradicional. Pero en esta ocasión nos encontramos con el oximorón de la derecha. Los mensajes, lamentablemente porque sus consecuencias son dramáticas ya que en caso contrario serían indicios de carcajadas, colocan simultáneamente ideas contradictorias.

Hablan de creación de empleo desde un impoluto despacho. La realidad es la que machaconamente escuchamos en la calle: desde personas extraordinariamente formadas, con carreras universitarias y una colección de másteres ( sí esos que ahora van a encarecer sus estudios) nos trasladan no sólo que se encuentren parados si no que son conscientes que no van a encontrar empleo. Desesperanza, pues, en los actuales gobernantes. Hecho extensible y con argumentos similares a las restantes capas de la población.

La apelación a los jóvenes en los mensajes del PP viene con el olvido al exilio juvenil. A los miles de extremeños y españoles que se han marchado a trabajar, la mayoría de ellos incluso en empleos de baja cualificación. Pero lo más triste es acudir a una Facultad o a un Instituto y preguntar a los alumnos/as por sus expectativas de futuro: una inmensa mayoría lo ven fuera de su tierra. O sencillamente no lo ven.
La dependencia, junto con las políticas sociales, medidas estrellas de los gobiernos socialistas, ahora, pese al machacón » hemos creado….» se tropieza de nuevo con la desgracia de las personas que cada día ven mermadas su atención sanitaria y social, los que pierden su hogar con la complacencia o indiferencia de los que pueden frenarlo y se deja la responsabilidad en la encomiable presencia en nuestras calles de las ONGs.

Esta Extremadura en blanco y negro que se dibuja tras una carrera rápida es el verdadero oximorón del PP. Palabras contrapuestas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído