Susana Díaz tendrá que pactar con Ciudadanos para gobernar con estabilidad

El PSOE andaluz se encamina este 22 de marzo de 2015 al peor resultado de su historia

PSOE, PP e IU se desploman en Andalucía frente al auge de Podemos y Ciudadanos

El PSOE andaluz se encamina este 22 de marzo de 2015 al peor resultado de su historia
Susana Díaz. EP

El descalabro es general entre los partidos 'tradicionales' de Andalucía que tienen representación parlamentaria: PP, PSOE e Izquierda Unida, pero en el caso de los socialistas su caída es histórica

Es bastante probable que el PSOE gane las elecciones autonómicas de Andalucía el próximo 22 de marzo de 2015, pero en el mejor de los casos lo hará con una caída considerable respecto a los comicios de 2012.

Según la encuesta realizada por GAD3 que desgrana Mariano Calleja en ‘ABC‘, los socialistas, con Susana Díaz a la cabeza, obtienen un 32,4 por ciento en estimación de voto, el dato más bajo del partido ganador en unas elecciones autonómicas andaluzas, y el peor resultado de toda la historia del PSOE andaluz en estos comicios.

Todo indica que lo más interesante de las elecciones autonómicas de Andalucía del próximo 22 de marzo llegará justo después, cuando se conozcan los resultados y se compruebe que para poder formar Gobierno harán falta pactos inéditos en esta Comunidad: PSOE, PP e IU se desploman en Andalucía frente al auge de Podemos y Ciudadanos.

Cuando solo quedan siete días para la celebración de las elecciones de Andalucía, el mapa político de esta comunidad se enfrenta a una paradoja: el Parlamento tendrá una composición inédita, histórica, mientras que el Gobierno pasa de forma indefectible por el mismo partido que ha regido esta autonomía desde 1982, el PSOE.

Pese al cambio político que se va a producir por la entrada en la Cámara de las formaciones pujantes como Podemos o Ciudadanos -una avanzadilla de lo que puede ocurrir en España en todas las elecciones que quedan por delante en 2015-, la aritmética y la lógica política indican que los socialistas seguirán gobernando Andalucía.

Eso sí, para garantizar la estabilidad, tendrán que llegar a un acuerdo con uno de los partidos emergentes: Ciudadanos.

La encuesta de Metroscopia que publica ‘El País’ este 15 de marzo de 2015 dibuja un Parlamento más plural en el que tendrían cabida hasta cinco fuerzas: las tradicionales (PSOE, PP, Izquierda Unida) y las de nuevo cuño (Podemos y Ciudadanos).

El descalabro es general entre los partidos ‘tradicionales’ de Andalucía que tienen representación parlamentaria: PP, PSOE e Izquierda Unida, pero en el caso de los socialistas su caída es histórica, al tocar un suelo al que no habían llegado nunca.

El 32,4 por ciento en estimación de voto que refleja la encuesta de GAD3 para ABC supone un retroceso de 7,1 puntos respecto a las elecciones autonómicas de 2012. Pese a esa caída, ganaría ahora las elecciones, porque el PP, que fue el vencedor hace tres años, cae 12,2 puntos. Los populares, en cambio, tienen un suelo histórico más profundo y aún están lejos de él.

En las elecciones autonómicas de 2008, el PSOE ganó en las urnas con un 48,1 por ciento de los votos. Es decir, casi 16 puntos más que los que obtendría ahora. En marzo de 2004, su victoria fue aún mayor, al conseguir el 50,36 por ciento de los votos en las urnas.

En marzo de 2000, los socialistas, fueron los primeros con el 44,32 por ciento de los votos. En marzo de 1996 lograron un resultado parecido: 44,05 por ciento, y primera posición.

Junio de 1994 era, hasta ahora, la fecha del suelo histórico del PSOE andaluz: ganó las elecciones, pero son con el 38,71 por ciento de los votos (IU tenía entonces casi el 20 por ciento). Ese resultado fue incluso inferior al de 2012: casi un punto menos.

En junio de 1990, el PSOE andaluz alcanzó el 49,6 por ciento de los votos, como primera fuerza política. El PP obtuvo un 22,18 por ciento en las urnas, muy por debajo, como se ve, del resultado lograría el próximo domingo (28,4 por ciento según GAD3).

Si se sigue mirando hacia atrás, se comprueba cómo el PSOE nunca había caído tan abajo. En junio de 1986, logró el 47,04 por ciento de los votos, y en mayo de 1982 se estrenó a lo grande, en un avance de la llegada de Felipe González al poder unos meses después: sumaron el 52,54 por ciento de los votos, con una super mayoría absoluta de 66 escaños.

Treinta y tres años después, el PSOE en Andalucía podría cerrar el ciclo: del mejor resultado de su historia, al peor, con una diferencia de 20,1 puntos nada menos.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído