UCE Extremadura alerta: Ojo con los “pescadores” de datos

UCE Extremadura alerta: Ojo con los “pescadores” de datos
Encuestas

En los últimos días, coincidiendo con el inicio de la campaña de la Renta 2014, y como suele ser habitual, se ha detectado un aumento espectacular de los intentos de phishing

Bajo la apariencia de un mensaje de correo electrónico de la Agencia Tributaria, de Correos o de nuestra entidad, los estafadores, que son cada vez más habilidosos para imitar web y mensajes corporativos, tratan de hacernos picar para que cliquemos en un enlace determinado para, por ejemplo, acceder a nuestra devolución del IRPF; sin embargo, lo que hacemos en realidad es descargar un virus que se instala en nuestro dispositivo (ordenador, pero también tablet o Smartphone), busca nuestros datos, los encripta y los hace inaccesible.

Dado que resolver el problema es complicado, lo ideal es adoptar medidas de prevención para evitar convertirnos en víctimas:

Ningún banco, caja de ahorros o entidad administrativa pedirá nunca los datos personales de un usuario mediante un correo electrónico. Teniendo en cuenta esta afirmación podremos librarnos de muchos de los ataques phishing que a diario nos llegan en forma de spam a nuestros correos o en forma de web mientras navegamos (por ejemplo, con ventanas emergentes que simulan ser de la policía cuando visitamos una página de pornografía). Nunca pinche ningún enlace o descargue archivos de estos correos «sospechosos».

El servicio de copias de seguridad, sea periódico en nuestro equipo o en tiempo real en la nube, garantizan la recuperación de nuestros datos si en algún momento son encriptados por estos estafadores.

Debemos fijarnos detenidamente en los remitentes de nuestros correos. A veces se parecen mucho a correos de la administración pública o compañías relevantes pero una letra o un número de más o de menos puede ser una gran diferencia. También es aconsejable cerrar bien las sesiones y no guardar las contraseñas cuando utilicemos otros ordenadores.

Tener una buena protección contra todos los ataques posibles es primordial. Existen una gran variedad de compañías y productos adaptados a todo tipo de usuarios y precios. En algunas páginas se ofrece software gratuito para protegernos, pero debemos tener mucho cuidado con ese tipo de descargas porque detrás de ellas podría haber un troyano o malware. Lo ideal es un programa que monitorice en tiempo real todo lo que descargamos en nuestro equipo.

Si somos víctima de esta estafa, no nos apresuremos a pagar. Muchos de estos estafadores han sido detenidos y no podrán devolvernos nuestros datos; y, en algunos casos, ya existen en la red claves para desencriptarlos, por lo que podemos hacerlo nosotros mismos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído