El Partido Popular de Fuente del Maestre forma una lista de candidatos para Alconera

El Partido Popular de Fuente del Maestre forma una lista de candidatos para Alconera
Alconera

Todos los candidatos del Partido Popular por Alconera para las próximas elecciones municipales son de Fuente del Maestre, como puede saberse a través de la lista proclamada y publicada el día de hoy, 28 de abril, en el Boletín Oficial de la Provincia de Badajoz.

La ley del Régimen Electoral posibilita que cualquier ciudadano español pueda presentarse como candidato en cualquier municipio. Dicha circunstancia ha servido tradicionalmente para que las cúpulas de los distintos partidos hayan impuesto a nombres ajenos a los pueblos y a los mandos locales, bien para establecer redes de poder y extender su influencia y control, bien para completar las candidaturas ante la falta de candidatos del propio lugar.

Pero en el caso de Alconera, la situación es peculiar y extrema, ya que la totalidad de la lista la conforman miembros del Partido Popular de Fuente del Maestre, sin ninguna vinculación aparente con el pueblo en el que pretenden gobernar. Las razones de esta intromisión en la política local de otro municipio dan pábulo a todo tipo de sospechas, más si cabe porque no se sabe bien qué ha pasado con los populares de este municipio, que, en las pasadas elecciones, obtuvieron su mejor resultado, quedándose a tan solo un concejal de llegar al gobierno.

Ante esta extraña y eventual falta de candidatos locales, la formación de una candidatura mixta constituida por personas de distintas localidades vecinas, como Burguillos del Cerro o Zafra, todavía hubiera sido más entendible que una compuesta exclusivamente por fontaneses, lo cual hace que todas las miradas recaigan en un primer momento sobre el líder del Partido Popular de La Fuente, Juan Antonio Barrios García.

Con una carrera política de casi tres décadas, periodo en el que ha sido alcalde durante los últimos doce años y diputado regional desde el 2007, Barrios siempre ha presumido de su relación ventajosa con consejeros, directores generales y el mismo presidente Monago para explicar sus logros conseguidos. Por eso, no sería extraño pensar que en estos momentos estuviera aportando a su gente en Alconera como contrapartida a los favores recibidos.

No obstante, puesto que para las próximas elecciones su partido ha prescindido de incluirlo como candidato en la lista para la Asamblea, esta maniobra podría entenderse también como una forma de hacer méritos y no perder su influencia, al menos dentro de la mancomunidad Zafra Río Bodión, donde otro veterano popular, Antonio Galván Porras, alcalde de Calzadilla de los Barros, tiene un peso considerable y lleva varias legislaturas introduciendo a personas de su confianza en las listas de pueblos como Atalaya.

Pero la atención no puede dejar de ponerse tampoco sobre los siete fontaneses que concurrirán a las elecciones de Alconera. Cuatro de ellos fueron candidatos de la lista que Barrios encabezó en 2011 y tres están o han estado relacionados laboralmente con el ayuntamiento que gobierna, por lo que, más allá de la disciplina de partido, cabría barajar la hipótesis de que hayan accedido a integrarse en la lista como pago a favores recibidos o para asegurarse una futura situación de privilegio que, sin duda, se asienta sobre un sistema de desigualdad perjudicial para todos los ciudadanos.

Sea como fuere, la situación no deja de provocar asombro, sobre todo en el pueblo de La Alconera, en donde, según fuentes cercanas, las reacciones no se han hecho esperar. Para la mayoría, es vergonzoso y patético que los populares del pueblo se hayan dejado mangonear, ningunear y marginar de esta forma, permitiendo que gente de fuera, tan desvinculada de su realidad, pueda llegar al poder o incluso obtener representación.

Desde luego, si bien es cierto que no hay nada ilegal en el asunto, desde el punto de vista ético es bastante reprobable. Al respecto, el Círculo Podemos de Fuente del Maestre entiende que las fuerzas políticas que concurran a unas elecciones locales, o buena parte de las mismas deben emerger del mismo tejido social comunitario, sin este tipo de imposiciones propias de prácticas caciquiles; de otro modo, no se entiende ni se justifica el sentido de la dignidad democrática o el de la representación popular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído