EL BNG VETA A FUERZAS ESTATALES

Anova e IU impulsan «un nuevo sujeto político» para las generales

Los socios de AGE dicen que "ninguna organización en solitario" logrará el cambio y el BNG se centra en conseguir grupo gallego en el Congreso

Anova e IU impulsan "un nuevo sujeto político" para las generales
Beiras y Yolanda Díaz. Europa Press

Tras los resultados obtenidos por las mareas en las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, fundamentalmente en las ciudades de A Coruña y Santiago de Compostela, los líderes de Alternativa Galega de Esquerda, Xosé Manuel Beiras (Anova) y Yolanda Díaz (EU-IU), apuestan por dar continuidad a las candidaturas de confluencia a través de «un nuevo sujeto político» para las generales, una fórmula de unidad que tuvo su primera experiencia en la alianza que ambas fuerzas protagonizaron en las gallegas de 2012, cuando irrumpieron con nueve diputados en el Parlamento gallego.

El BNG, por su parte, aunque coincide en la necesidad de trabajar por la unidad, mantiene su veto a las formaciones con dependencia estatal, como la propia Izquierda Unida o Podemos, y está más centrado en reagrupar el nacionalismo gallego, que en enero de 2012 sufrió las dos mayores escisiones en sus 30 años de historia.

Así, los dirigentes de AGE creen que todavía es pronto para exigir que la conformación de un «frente amplio» esté listo, porque las mareas todavía tienen que asentarse allí donde han ganado; pero, este martes Beiras ha subrayado que las conversaciones tienen que empezar «ya», en cuanto se pueda.

Tras la reunión de la xunta de portavoces del Parlamento, Beiras ha defendido la interlocución entre formaciones políticas, en aras de acompañar la conformación de ese «nuevo sujeto político». Sin embargo, ha incidido en que estas negociaciones deben llevarse con la «máxima discreción» y «sin andar canturreando por ahí lo que se habla».

La visión del veterano político nacionalista es buscar la unidad para que Galicia pueda «condicionar» en el Estado y, a su juicio, ello pasa por pactos con formaciones de otras «naciones sin estado» y con aquellas formaciones políticas que respeten la plurinacionalidad del Estado, entre las que se incluiría Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias.

De hecho, Anova-Irmandade Nacionalista ya ha compartido candidaturas con Izquierda Unida, además de en las gallegas de 2012, en las europeas de 2014. También lo ha hecho en las municipales, cita electoral en la que inscritos de Podemos se sumaron en localidades como Santiago de Compostela, A Coruña, Pontevedra y Ferrol (esta candidatura no estuvo respaldada oficialmente por la dirección gallega por una cuestión procedimental, ya que no cuenta con consejo ciudadano local).

«TSUNAMI EN GENERALES»

En este sentido, la coordinadora de Esquerda Unida, que lanzó por primera vez el mensaje de una ‘marea gallega’ en el mitin del 12 de mayo de la Marea Atlántica de A Coruña en el que participó el líder de Podemos, ha defendido que «se trata de diseñar una herramienta que sirva para convertirse en un tsunami en las generales».

«Porque sólo a través de la unidad seremos capaces de llegar a La Moncloa», ha manifestado Yolanda Díaz en declaraciones a Europa Press. Díaz, que considera «indiscutible» el liderazgo de Pablo Iglesias y le reconoce a Podemos que pueda ser una fuerza «hegemónica» en el proceso, coincide en la necesidad de dejar de lado las siglas para la constitución de esa candidatura.

Beiras y Díaz, en todo caso, insisten en que el «protagonismo» debe ser de la gente, aunque, como ha dicho el líder de Anova, «es necesario que haya una estrategia conjunta» de las fuerzas «rupturistas» o que rechazan de plano las políticas actuales. «Pero eso no debe ni prejuzgar ni marcarle la ruta a que la iniciativa debe partir de las propia ciudadanía», ha insistido, antes de mostrarse «confiado» en que la unidad para el 24 de mayo «pueda continuar».

«La ciudadanía activa debe liderar el proceso y los partidos ser el motor auxiliar», ha convenido el coordinador de Anova, Antón Sánchez, en declaraciones a Europa Press. Ello, para «una confluencia amplia» y en la que haya «generosidad» de todas las fuerzas políticas que se sumen, entre las que le gustaría que estuviese el BNG.

DIFERENTE VISIÓN DE CONFLUENCIA

Por otro lado, Beiras ha asegurado que «la cuestión nacional de Galicia» se resolverá si se «establecen alianzas con las otras fuerzas de las naciones y las estatales que asumen la pluralidad nacional».

En este sentido, ha recordado que su formación tiene documentos políticos desde el año 2013 que apoyan esta tesis de por dónde caminar y que ya aplicó en las europeas de 2014, cuando se creó la marca Alternativa Galega de Esquerda en Europa para Galicia, aunque la lista estaba incluida en la impulsada por Izquierda Unida a nivel estatal.

El BNG coincide en el diagnóstico con Beiras en que Galicia debe «condicionar» en el Estado, convencidos ambos de que va a haber nueva «transición» política. Pero los nacionalistas, como ha expresado este martes de nuevo su portavoz parlamentario, Francisco Jorquera, insisten en vetar a formaciones políticas que tengan centro de decisión estatal y que, a ojos del Bloque, cederían en las reclamaciones de Galicia.

Así, y aunque el BNG va a iniciar una ronda de asambleas abiertas, retomando las celebradas para debatir programas y candidaturas e incorporando a independientes para las municipales, las líneas rojas siguen siendo las mismas que impidieron candidaturas unitarias en las gallegas de 2012 (cuando el BNG acababa de sufrir una escisión que desembocó en Anova y en otra organización, Compromiso por Galicia) y en las europeas de 2014, que supuso que las tres patas principales del nacionalismo estableciese otras tantas alianzas para concurrir.

Jorquera ha insistido en «diferenciar tiempos» y ha subrayado que ahora toca «escuchar» a la militancia y a los simpatizantes. Pero el objetivo, bajo su punto de vista, es lograr una «candidatura que se fije como objetivo que en el próximo Congreso haya un grupo parlamentario gallego propio, no sometido a ninguna obediencia estatal, y que influya para que Galicia cuente».

Las especificidades existentes en Galicia por la cuestión nacionalista las ha tenido en cuenta el líder de Podemos, quien en días pasados, preguntado por los procesos electorales en la Comunidad gallega, afirmó que Podemos «tenderá la mano a todos los sectores» de las mareas, y reconoció que «el ecosistema gallego tiene sus particularidades».

«Ninguna organización en solitario puede propiciar el cambio» ni en Galicia ni en España, ha manifestado, por su lado, Antón Sánchez. Anova también aprobó, en su máximo órgano de decisión entre asambleas, una reivindicación de que «la ciudadanía activa, las mareas y las candidaturas de unidad popular deben protagonizar la nueva fase que se abre» tras las municipales.

Te puede interesar

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído