EL PP ESTÁ MÁS CERCA DE LA ALCALDÍA DE OURENSE

La renuncia de Orozco facilita un gobierno de izquierdas en Lugo

Las mareas colocarán alcaldes en Santiago, A Coruña y Ferrol, el BNG retiene Pontevedra y el PSdeG gobernará con mayoría absoluta en Vigo

La renuncia de Orozco facilita un gobierno de izquierdas en Lugo
López Orozco. EP.

La renuncia del alcalde de Lugo desde 1999, el socialista Xosé López Orozco, anunciada el 11 de junio de 2015, allana el camino de las negociaciones para lograr un gobierno de izquierdas en esta ciudad, mientras que en Ourense, el PP está más cerca de obtener esta alcaldía, tras el anuncio de Democracia Ourensana de que votará a su propio candidato.

El panorama en Lugo se ha despejado en las últimas horas tras la renuncia del que fue el primer alcalde socialista de esta ciudad, cuya reelección estaba vetada por Lugonovo y el BNG por estar imputado en la Operación Pokémon.

La condición que desde un principio impusieron Lugonovo (tres ediles) y el BNG (dos ediles) para entablar negociaciones era precisamente la renuncia de Orozco debido a su condición de imputado. Su marcha facilita un pacto para dar el bastón de mando al PSdeG (ocho concejales) y así evitar que acceda a la Alcaldía de Lugo el PP, que fue la lista más votada, con nueve concejales.

Por su parte, en Ourense parece despejada la incertidumbre, después de que Democracia Ourensana (ocho concejales) haya anunciado que votará a su propio candidato, Gonzalo Pérez Jácome, con lo que queda el camino libre para que se haga con la Alcaldía el PP, que fue la lista más votada, con diez ediles. El PSdeG (seis ediles) descartó pactar con Democracia Ourensana.

MAREAS EN TRES CIUDADES

Las mareas se harán con las alcaldías de tres de las siete principales ciudades: Santiago de Compostela, A Coruña y Ferrol, donde estas candidaturas aglutinaron a Anova e Izquierda Unida, entre otras formaciones, y contaron con el respaldo más o menos explícito de Podemos.

En la capital gallega, el candidato de Compostela Aberta (CA), Martiño Noriega, contará para su investidura con los votos a favor del BNG, su antigua formación política, pero aún está por decidir si los nacionalistas entrarán en el gobierno local. Por su parte, el PSdeG mantiene la incógnita del sentido de su voto, pero su respaldo no sería imprescindible porque CA fue la lista más votada, con 10 ediles, uno más que el PP.

Xulio Ferreiro, también un exmilitante del BNG, será el alcalde de A Coruña, donde la Marea Atlántica (diez concejales) contará con el apoyo del PSdeG (seis ediles), mientras los nacionalistas aún no han decidido su postura, aunque ninguna de las dos fuerzas entrará en el gobierno coruñés.

Por su parte, Jorge Suárez, de Ferrol en Común (seis concejales) contará con el apoyo en el investidura del PSdeG (cinco ediles) y del BNG (dos ediles), con lo que cerrarán las puertas al PP, que fue la lista más votada, al obtener 11 actas. Ferrol en Común y el PSdeG negocian para gobernar en coalición, mientras que los nacionalistas se quedarán fuera del gobierno municipal.

Finalmente, en Vigo el socialista Abel Caballero, en la imagen superior, tiene vía libre gracias a la holgada mayoría absoluta (17 de 27 ediles) que logró, mientras que en Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, que el 24 de mayo consiguió ser la lista más votada, arrancará el mandato con un gobierno en solitario, aunque después de la investidura ha dicho que está abierto a negociar la reedición de pactos.

Te puede interesar

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído