RED 'LOCALIS'

Nace un laboratorio de ideas sobre el municipalismo gallego

Surge en el grupo investigador que impulsó el Foro Económico de Galicia y analiza asuntos como financiación, fusiones y transparencia

Nace un laboratorio de ideas sobre el municipalismo gallego
Presentación de la Red Localis. EP

El grupo de investigación GEN de la Universidade de Vigo (Governance and Economics research Network) ha creado la Red ‘Localis’, un laboratorio de ideas sobre el municipalismo gallego que, en su presentación, ha lanzado su primer documento, un texto «de base» en el que fija una decena de retos para el periodo 2015-2019.

«El inicio de un nuevo mandato constituye el momento oportuno para diagnosticar los principales problemas existentes en el ámbito local gallego y aportar las claves para resolver los mayores retos a los que tendrán que enfrentarse los gobiernos locales en los próximos cuatro años», expone la red en el informe.

Ante los medios de comunicación, el director del grupo GEN, Santiago Lago, ha resaltado el 29 de junio de 2015 que la intención de este punto de encuentro y reflexión, un nuevo proyecto en la línea del Foro Económico de Galicia, es plantear «propuestas aplicables y factibles» en el ámbito local, de modo que configuren políticas «estructurales» que sirvan «a unos y otros» gobernantes.

Para ello, la red aúna a investigadores del mundo del derecho, la economía y la geografía con técnicos de la administración local (desde secretarios a tesoreros, pasando por interventores, entre otros).

Antes de que termine el año pretende haber publicado dos estudios, uno sobre transparencia y otro sobre financiación, mientras que para el ejercicio que viene prevé al menos otro sobre fusión de ayuntamientos.

DECÁLOGO

Los directores de esta iniciativa, el investigador de la Uvigo Alberto Vaquero y la secretaria municipal Concepción Campos se han encargado de explicar, uno por uno, los 10 puntos del decálogo que conforma el documento «cero» de ‘Localis’.

Así, en primer lugar Vaquero, especialista en hacienda, ha abordado las cuestiones con un cariz más económico, empezando por el redimensionamiento de la planta local y los retos frente al minifundismo.

A este respecto, el texto sostiene que la nueva legislatura «debería ser un punto de inflexión» que lleve a replantearse «el futuro de la planta local». Algunas de las preguntas que formula es si es posible «un gran pacto autonómico o estatal» sobre este tema y qué elementos deben tenerse en cuenta «a la hora del nuevo diseño».

RESPETO A LA AUTONOMÍA LOCAL

La redefinición del sistema competencial y la garantía de calidad de los servicios públicos locales es un segundo epígrafe, al respecto de las cuales, a preguntas de los periodistas sobre la reforma local, Concepción Campos se ha pronunciado, para opinar que lo que hay que buscar es un «nivel óptimo» para la prestación de servicios pero que la solución «sea respetuosa con la autonomía local».

Sobre esto, ha constatado que la actual reforma refuerza el papel de las diputaciones en su relación con ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, y que les otorga competencias directas en materia de administración electrónica y transparencia. «No se está ejerciendo demasiado», ha señalado.

RAQUITISMO

El tercer ámbito que aborda el primer estudio de ‘Localis’ es el de la reforma del sistema de financiación local, acerca de la cual Vaquero ha citado cuestiones como las mejoras en la capacidad fiscal, el combate del raquitismo fiscal, el tratamiento de las subvenciones y la autonomía en endeudamiento.

En este extremo, Santiago Lago ha respondido sobre el raquitismo que se da «sobre todo» en los ayuntamientos «más pequeños» de Galicia y que en las siete grandes ciudades la presión fiscal está «más normalizada». Los problemas, ha apuntado, van «de ahí para abajo», en municipios en los que la solución, a su juicio, sería «una política clara».

Sin embargo, ha considerado que los responsables se encuentran con que es «difícil» subir impuestos «sin que los demás» del entorno «hagan nada», en un escenario en el que existe el riesgo de «respuesta ciudadana».

«LA TRANSPARENCIA NO ES UNA MODA»

La mejora de la gestión económica-financiera, con especial atención a la búsqueda de la transparencia, constituye el cuarto punto del decálogo, y el quinto es el referido a la ordenación del marco jurídico general y local en particular, con el propósito de posibilitar una administración más «ágil».

Precisamente la implantación definitiva de la transparencia y el gobierno abierto es el asunto tratado en el sexto apartado del documento. «La transparencia ha venido para quedarse, y no es una pose ni es una moda. Debe conseguirse que sea real y efectiva», ha destacado Campos.

COOPERACIÓN, «ESPINA DORSAL»

A continuación, analiza el urbanismo «como medio y no como fin», en un contexto en el que el Parlamento autonómico avanza en la nueva ley del suelo y antes de estudiar la innovación y la modernización y las conocidas como ciudades inteligentes, con el condicionante de la brecha digital existente en la comunidad gallega.

El noveno reto, la colaboración como principio rector de una administración local en red, debe ser «espina dorsal», para la codirectora de este proyecto, quien, por último, ha apuntado al factor humano y a los recursos personales disponibles para la administración local.

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído