BLOG: En libertad

Levantar la vista

Levantar la vista
Cataluña, independentismo catalán, estelada, CiU y ERC. EP

Cuando la virulencia del separatismo catalán se hace cada vez más feroz, y ruge contra el resto de España acusándola de todos los males que asolan Cataluña, repitiendo una y otra vez con lánguida voz de víctima, aquello tan recurrente del «España no nos quiere», como buenos lobos ocultos en piel de borrego quieren inculcar en la sociedad catalana un hecho diferencial inexistente, y un agravio sentimental pueril y patético.

Pues es en éstos momentos en los que muchos contrarios a ésta quimera deambulan silenciosos por la sociedad, atenazados por el miedo a que no los señalen, y los identifiquen como no adeptos, y solo unos pocos se significan públicamente contrarios a ésta peligrosa deriva secesionista, son éstos últimos, que lejos de las frases mal intencionadas reciben el apoyo de diferentes personas del resto del país preocupadas por la situación que aquí se vive, por cómo nos afecta a las personas que aquí lo sufrimos, y como nos pueden ayudar.

Seguro que son muchos los que viviendo fuera de Cataluña nos apoyan, pero permitirme que me centre en las personas que a mí particularmente las tengo a diario dando aliento, ánimo y apoyo, y es más quiero focalizar ese apoyo, encarnado en un ser humano ejemplar, lleno de pasión, de generosidad e implicación con su pensamiento, cada día nos llega por diversos medios sus palabras, cargadas de sentimiento y sentido común, unas palabras que viajan partiendo de la preciosa localidad murciana de Molina de Segura, unas palabras bañadas por el rio que da su nombre a dicho municipio, y que las endulza antes desembocar en el azul Mediterráneo de Guardamar, son personas como Toñi las que cierran cualquier pequeño resquicio de malestar por la solitud que a veces sentimos los que aquí vivimos, son estas personas anónimas las que llenan los cimientos de nuestra nación con el más sólido y duradero hormigón.

Que cerca me siento de Molina de Segura, que mirada más amplia tienen sus gentes, una mirada cómplice que busco cruzar al levantar la vista recorriendo el levante en busca de la sierra del Águila. ¿Cuantos de Molina de Segura hay en España? ¡Estoy seguro que muchos!

A veces me paro a pensar, o mejor dicho a soñar que el día que acabe éste disparate malintencionado con tintes paranoicos, que desgraciadamente nos divide y enfrenta a los catalanes, sueño que cuando pase todo, y llegue el día que dejen de presionarnos, y obligarnos a que dejemos de ser lo que somos, lo que más me apetece es celebrarlo con el resto de españoles, y en mi caso celebrarlo por todo lo alto con los molinenses, sentados en cualquier plaza, degustando juntos desde unas migas ruleras, hasta un mondongo viudo, pasando por un cocido de pavo, o unas gachasmigas, y todo bien regados con unos caldos jumillanos de donde son originarios mis progenitores.

Si, de acuerdo de momento es un sueño, pero es un sueño cada vez más real gracias a personas como nuestra amiga Toñi Abenza, es un sueño que nos ha de llevar de las tinieblas de la noche separatista en las que estamos, a un amanecer con el alba llena de esperanza, y futuro, en una Sociedad unida, diversa, moderna y europea.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído