Asustadas por la fiebre independentista

Más de 1.500 empresas han ‘huido’ de Cataluña a Madrid en cuatro años

En el último año, 987 compañías de Cataluña trasladaron su domicilio fiscal a otras regiones de España

Más de 1.500 empresas han 'huido' de Cataluña a Madrid en cuatro años
Un perro con la bandera estelada apoya la independencia de Cataluña. CT

El control fiscal que hay en Cataluña es muy superior al que hay en Madrid

La inexorable ruta soberanista de Artur Mas muestra el camino de huida. Más de 1.500 empresas catalanas han iniciado la travesía hacia la capital de España desde el año 2010.

La Comunidad de Madrid abre sus puertas al millar de sociedades que huye del órdago secesionista de Artur Mas y teme al boicot comercial del resto de la Península.

En el último año, 987 compañías de Cataluña trasladaron su domicilio fiscal a otras regiones, de las que 446, casi la mitad, lo ubicaron en Madrid (Seis de cada diez catalanes no ve factible que Cataluña se independice de España).

La cifra de sociedades que huye de la autonomía que dirige Artur Mas va en aumento desde que se puso al frente de la Generalitat. Madrid recibió entre 2010 y 2013 exactamente 1.090 sociedades catalanas, y tan sólo en 2014 acogió a otras 446, según datos de Axesor (García-Margallo: «En la Unión Europea preocupa más Podemos que Cataluña»).

«La situación se ha desmadrado tras las últimas directrices secesionistas y en 2015 vamos por el mismo camino», reconoce Josep Bou Vila, presidente de la asociación de Empresaris de Catalunya.

El empresario asegura que los inversores encuentran actualmente más tranquilidad de capital en Madrid: «Huyen de todo lo que sean aventuras. Pueden ser positivas o negativas, pero igualmente son aventuras» («El nacionalismo actual nace en Cataluña con Pujol, de quien Tarradellas vaticinaba hasta qué punto haría añorar a Franco»).

La deslocalización catalana

Ccomo explica Eva Díaz en ‘El Economista’, Cataluña es la segunda región donde más compañías se deslocalizaron en el año 2014. Madrid ocupa la primera posición con la salida de 1.388 mercantiles, sin embargo el balance es positivo para la comunidad que recibió a cambio 1.994 nuevas sociedades. La misma cuenta sale en rojo en la región catalana, donde se marcharon casi mil empresas pero sólo recibió 602 (Las grandes empresas ubicadas en Cataluña lían el petate para que no les arrastre la marea secesionista ).

Bou Vila resumen en tres los motivos de la salida de tantas empresas: «Primero, la enorme cantidad de regulaciones en materia de actividad, permisos de obra y control a la empresas.

Segundo, que el control fiscal que hay en Cataluña es muy superior al que hay en Madrid y, finalmente, el gran problema del independentismo que preocupa mucho a los inversionistas».

A la salida de capital se suma el último empujón que ha dado Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno aprobó hace dos meses una modificación de la Ley de Sociedades de Capital para facilitar a los empresarios el cambio de domicilio fiscal a cualquier punto del territorio nacional.

Ahora, la mudanza de sede sólo depende de un acuerdo del consejo de administración de la mercantil sin necesidad de que la decisión pase por la junta general, como ocurría hasta el momento.

Rajoy lanza con su órdago la posibilidad de aumentar aún más el porcentaje de huida de las sociedades catalanas: de las 5.294 empresas que cambiaron de autonomía en 2014, una quinta parte eran de la región mediterránea.
Las compañías piden un pacto

Mientras Artur Mas bailaba al son de la rumba catalana el pasado viernes para apoyar la candidatura de la danza como patrimonio cultural inmaterial de la Unesco, el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, exigía agotar de inmediato todas las vías del diálogo con el Gobierno central.

Guardiola expresó la necesidad de construir marcos que les permitan «desarrollar la actividad con normalidad». Banco Sabadell forma parte de las principales entidades catalanas junto a CaixaBank y Catalana Occidente. Al igual que las grandes compañías como Gas Natural, Volkswagen Audi, Seat o Celsa, tienen en torno el 70 por ciento de su negocio fuera de la región.

«La independencia sería un drama, pero nadie se lo cree y por eso están aguantando», reseña Josep Bou Vila. Las decisiones unilaterales del presidente de la Generalitat preocupan entre los empresarios, aunque pocos apuestan por pronunciarse, como reconocía el mismo Jaime Guardiola.

Artur Mas sigue férreo con el adelanto de las elecciones para el próximo 27 de septiembre con el único objetivo de alcanzar la independencia, una posibilidad fuera de la Constitución, que según el Gobierno nacional, inhabilita la continuidad de las conversaciones.

Nueva fiscalidad

El presidente de la Generalitat, Artur Mas presentará este lunes el nuevo modelo de administración tributaria que se pondrá en marcha en la próxima legislatura.

Un equipo de expertos en fiscalidad ha elaborado diez informes durante los últimos dos años y medio bajo la coordinación del director del Programa para la definición de un nuevo modelo de Administración Tributaria de Cataluña, Joan Iglesias. Los documentos plantean cómo tiene que ser la futura administración catalana en diferentes vertientes -jurídica, económica, gerencial, institucional y tecnológica- para lograr el objetivo de disponer de un sistema avanzado.

Según este programa, se recogen los avances más significativos en gestión tributaria consolidados en varios países del mundo.

El presidente tiene que ganar la cita electoral de septiembre para aplicar su nuevo plan y, por el momento, ni grandes empresarios ni sondeos son favoravles al triunfo de Mas. Arturo, antes de catalanizarse el nombre en el año 2000.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído