El president dibuja un escenario de vuelta al autonomismo tras el 27S

Artur Mas farolea mucho, pero también prepara la derrota

No quiere que le 'pille el toro' si no hay mayoría absoluta independentista tras las elecciones

Artur Mas farolea mucho, pero también prepara la derrota
Carme Forcadell (2), Raül Romeva (1), Muriel Casals (3), Artur Mas (4) y Oriol Junqueras (5) encabezarán la candidatura conjunta de CDC y ERC para el 27S. CT

Sus socios variopintos y extremistas no comparten esta visión y quieren ir a por todas

Más información

Parte del entorno independentista no quiere ni oír hablar de una posibilidad que apuntan algunas encuestas: que sus dos listas, la de Junts pel sí y la de la CUP, no logren por poco sumar la mayoría absoluta el 27S (Duran i Lleida deja claro que los escaños de Unió no estarán «a disposición» de Artur Mas).

Pero este no es el caso del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que sí ha hablado del escenario de una derrota independentista en los comicios. En términos nada catastrofistas (El Sindicato de Periodistas de Cataluña acusa a TV3 de servir de ‘felpudo’ a la candidatura de Artur Mas).

Explica Carles Bellsolà en ‘Crónica Global’ que en en su comparecencia de este martes, en la que presentó la convocatoria de elecciones para el 27S, Mas opinó que una victoria por la mínima del independentismo sería suficiente para seguir adelante con su hoja de ruta (El independentista Romeva cree que el Estado ha dado «palizas de arriba a abajo» a Cataluña).

Y, a la vez, planteó la posibilidad de una victoria por la mínima de los partidos que se oponen a la independencia.

«En ese caso, los que somos partidarios del ‘sí’ deberíamos dar un paso atrás, al entender que Cataluña no está suficientemente madura para iniciar este proceso».

En ese escenario, el Gobierno central debería tomar nota de que casi la mitad de los catalanes es independentista, y se debería entrar en una dinámica de diálogo, abriendo «nuevas vías para mejorar la relación» entre Cataluña y España.

Vuelta al autonomismo

Mas dibuja en caso de derrota un escenario de tranquila vuelta al autonomismo. Incluso sugiere que podría haber concesiones desde el Gobierno.

Un escenario que no comparten en absoluto algunos de sus aliados. Como el teórico número 1 de la lista de Mas, Raül Romeva, para quien una derrota independentista el 27S sería poco menos que una catástrofe

Para Romeva, en caso de que los independentistas no sumen la mayoría absoluta en el Parlament tras el 27S, «la respuesta del Estado será tan beligerante contra Cataluña que la opción de quedarnos como estamos es inimaginable».

«O avanzamos, o el retroceso será imparable».

Romeva también cree -al contrario de lo que insinúa Mas- que solo después de una victoria independentista el Gobierno de Mariano Rajoy podría verse forzado a negociar.

«Si hay alguna posibilidad de cambio en el Estado, será sólo si en Catalunña hay un mensaje y un mandato claro», ha afirmado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido