Los cuerpos estaban cubiertos de cal en la orilla del río Huécar en el término municipal de Palomeras

Hallan quemados los cadáveres de las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca

Sergio Morate, el sospechoso, estuvo preso por retener y fotografiar desnuda a una antigua novia

Hallan quemados los cadáveres de las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca
Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska. CC

Vecinos de la localidad conquense de Chillarón, donde se ubica la finca propiedad de la familia de Sergio Morate, han asegurado que la familia del joven ha abandonado el pueblo

La Policía Nacional ha encontrado este 12 de agosto de 2015 los cuerpos sin vida de las dos jóvenes desaparecidas el pasado 5 de agosto en Cuenca, Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska.

Un ciudadano encontró dos cuerpos, cubiertos de cal, a la altura del nacimiento del río Huécar, en una orilla, tras lo que dio aviso a la Policía, que se desplazó rápidamente al lugar. Los cuerpos estaban quemados y boca abajo ( Los móviles no registraban actividad).

Las dos chicas desaparecieron el pasado 5 de agosto y la última pista que se tiene de ellas es el coche propiedad de una de las jóvenes aparcado cerca de la casa del exnovio de una de ellas, llamado Sergio Morante, y del que tampoco se sabe nada desde la citada fecha.

La Policía Nacional lleva toda la semana registrando las propiedades del joven y de su familia en Cuenca y los municipios de Palomera y Chillarón.

En el marco de estos trabajos, los investigadores han llegado a inspeccionar dos pozos ubicados en la finca de Chillarón.

A LA BÚSQUEDA DEL NOVIO

Sergio Morate, el joven al Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska fueron a ver a su piso cuando se les perdió la pista, tiene un historial delictivo inquietante.

Este joven, que también está ilocalizable, pasó una temporada en prisión acusado de agredir sexualmente, retener durante varios días y fotografiar desnuda a una antigua novia.

Esta chica ha optado ahora por mantener la máxima discreción y, de hecho, ha borrado su perfil de las redes sociales para que nadie pueda obtener imágenes suyas o localizarla.

La pesadilla que sufrió aún no la ha olvidado y la desaparición de las dos jóvenes y su antiguo novio sin duda han removido esos dolorosos recuerdos.

Las características de la agresión sufrida por esta joven, precisamente cuando quería romper su relación con Sergio Morate, desvelan un carácter violento de este individuo que preocupa a los investigadores.

En su perfil de Facebook, poca información. No hay amigos, solo tres fotos. Sergio Morate Garcés, de Palomera, un municipio ubicado a diez kilómetros de Cuenca, acudía con frecuencia al gimnasio Termalia, muy próximo al lugar de residencia de sus padres.

Tiene estudios básicos, cursados en el Instituto IES Pedro Mercedes de Cuenca. Trabajó en la empresa familiar, Muebles Morate, propiedad de su padre, durante un tiempo. Luego lo dejó. Se presenta en la red social como un hombre joven y fornido, al que le encanta cuidar de sí mismo, su organismo y también sus aficiones, como su perrita. En su última foto publicada aparece montado en una avioneta y hay amigos y familiares que comentan la imagen con toda naturalidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído