El facineroso de Sergio Morate alega ser 'inocente' desde Rumanía

Una macabra jugada del azar arruinó los planes de Laura y la llevó a la muerte

La extradición a España del presundo autor del doble crimen de Cuenca tardará dos semanas

Las autopsias revelan que Laura del Hoyo y Marina Okarynska fueron golpeadas y estranguladas

El facineroso de Sergio Morate, a quien ya se conoce como el ‘Asesino de Cuenca‘, se declaró sin sonrojarse o pestañear este 14 de agosto de 2015 inocente ante un Tribunal de Rumanía.

El juez rumano dictó su prisión preventiva durante 15 días, a la espera de la llegada de una solicitud formal de extradición de España (Morate mató a Laura y Marina a golpes y por estrangulamiento).

La letrada Claudia Candea explicó desde Timisoara por teléfono que su cliente «considera que no es culpable de los hechos».

La abogada aclaró que el tribunal aceptó la solicitud por parte de la Fiscalía del arresto provisional debido a que aún no ha llegado formalmente la petición de entrega a las autoridades españolas ([Vídeo] La detención en la cama del asesino de Cuenca: «¡Soy inocente!»).

El juez, que fijó una nueva audiencia para el próximo 28 de agosto, esperará la petición procedente de España para decidir sobre la posible extradición de Morate. En caso de llegar esa solicitud antes del día 28 de agosto, la decisión se tomaría también antes.

La Fiscalía rumana justificó el arresto provisional de Morate con el propósito de garantizar la seguridad del sospechoso, que dijo que no desea volver a España porque teme por su vida. De momento, ya ha ingresado en el Centro de Detención y Arresto Preventivo de Timisoara, indicó a Efe la policía rumana.

Mientras tanto, siguen trascendiendo detalle de la fatídica desaparición y posterior asesinato de las dos jóvenes que ha conmocionado a España y ahora también a Rumanía.

Por ejemplo, ahora se ha sabido que Marina Okarynska llamó a otra amiga para que la acompañara a casa de su exnovio antes de pedírselo a Laura, con la que finalmente acudió a encontrarse con su presunto asesino.

Así lo han revelado fuentes del entorno de las amigas de las dos chicas asesinadas, que han destacado el carácter alegre y extravertido tanto de Marina, de 26 años, como de Laura, de 24 años.

Tanto las amigas como otras personas que la conocían, han comentado que Laura era una chica alegre y muy trabajadora, que se había ganado la vida trabajando como dependienta en tiendas y en comercios y cuya aspiración era ser peluquera profesional.

De hecho, sólo un día antes de que la asesinaran por un cúmulo de circunstancias desafortunadas (Sergio Morate no contaba con que ella apareciera, según las hipótesis policiales) escribió en su Facebook sus nuevos planes de vida para convertirse en peluquera: «Ahora sí que sí estoy decidida!!!! toca nueva etapa y estoy súper feliz».

También han atribuido cualidades similares personas que han conocido a Marina , de origen ucraniano, que llegó a Cuenca hace diez años y es conocida porque ha trabajado en varios establecimientos hosteleros, como la pastelería Ruiz, situada en la calle Carretería, la principal vía del centro de la ciudad, o El Secreto de la Catedral, un popular restaurante del casco histórico.

Este mismo viernes, a las puertas de la iglesia de San Esteban, donde se celebró su funeral, unos clientes de la pastelería Ruiz la definieron como «una chica muy maja», mientras que otros conocidos han destacado que era «muy alegre».

Las dos jóvenes asesinadas eran amigas desde hace años y de hecho, hace dos semanas, Marina fue a Xirivella (Valencia), donde estuvo viviendo un tiempo Laura, para pasar unos días con su amiga.

De esa visita son las fotos que aparecían en su perfil de las redes sociales y que han sido utilizadas para los carteles que se han distribuido mientras han sido buscadas, después de que desaparecieran el jueves de la pasada semana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído