Principio de acuerdo, aunque con 'peros'

Empieza a clarearse al fin un conflicto de la leche

Empieza a clarearse al fin un conflicto de la leche
Leche, ganaderos y precios. EP

Acuerdo con ‘peros’. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, afirmó este jueves que se ha alcanzado un acuerdo, a «falta de cerrar algunos flecos», entre los distintos actores implicados para hacer frente a la crisis de precios de la leche. Lo acordado, aseguró, «se va a traducir en mejores precios».

Así lo indicó en declaraciones a los periodistas tras la reunión mantenida con los principales representantes del sector lácteo para estudiar los compromisos que pueden asumir los distintos actores para solucionar la crisis de precios de la leche.

Según las estadísticas del Ministerio de Agricultura, el precio de compra en origen ronda los 0,29 euros por litro (en enero de 2014 era de 0,40), mientras que el coste de producir esa cantidad es de cerca de 0,34.

En definitiva, los ganaderos están perdiendo dinero por cada litro de leche que producen sus vacas, por lo que exigen el establecimiento de un precio mínimo de compra.

Las claves del conflicto lácteo

A la reunión acudieron representantes de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac), que engloba tanto la rama de producción -Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España- como a la rama transformadora -Fenil y cooperativas-, y las asociaciones de distribución (Asedas, Anged y ACES).

COAG Y UPA, A LA ESPERA

Preguntada por qué organizaciones de ganaderos no se han sumado aún al acuerdo, la ministra no quiso concretar, pero explicó que se han hecho algunos comentarios al borrador de acuerdo planteado y que se va a analizar antes de presentar el documento definitivo que se vaya a firmar. UPA y COAG no ha suscrito de momento el acuerdo porque «no recoge suficientes garantías que puedan impulsar los precios a los ganaderos», según ha subrayado COAG.

UPA ha insistido en que los ganaderos quieren el acuerdo, pero que necesitan «garantías por parte de industria y distribución.»

«Se me hace muy difícil pensar que haya alguien que se quiera quedar fuera de un acuerdo en beneficio del sector lácteo», dijo García Tejerina, quien agregó que el día de la firma se conocerá quién se suma y «sabremos, por exclusión, quien no se ha sumado».

«Este acuerdo en lo que se va a traducir es en la estabilidad en la cadena», lo que «sin ninguna duda se traducirá en un mayor valor para nuestros productos lácteos», aseguró la ministra.

«APOYO MAYORITARIO»

García Tejerina destacó que hay un «apoyo mayoritario» a este acuerdo, que «nace con la voluntad de que sea cumplido por todas y cada una de las partes que lo suscriban» y que es la «suma de voluntades de la industria, la distribución y parte importante del sector ganadero».

Según la responsable de Agricultura, este acuerdo «va a regir las relaciones comerciales del futuro» y «se va a traducir en mejores precios».

El acuerdo, explicó, será firmado por cada una de las empresas u organizaciones individualmente y el objetivo es cerrar las agendas para que pueda entrar en vigor lo antes posible.

CONTENIDO DEL ACUERDO

En concreto, el acuerdo supone un avance sobre la propuesta que se presentó el pasado 18 de agosto. Así, la distribución se compromete a dar valor a los productos lácteos para que «no los utilicen como gancho para atraer a los clientes» a base de a «tirar» los precios a la baja.

Por su parte, las organizaciones de producción avanzarán para que las relaciones comerciales sean «más estables» y los acuerdos «sean a más largo plazo».

Además, se trabaja en un contrato tipo con unas cláusulas que siga las pautas de lo que debe contener todo acuerdo entre la industria y los ganaderos.

Mientras, se insta a las organizaciones de ganaderos a que hagan un esfuerzo de integración del sector y el Ministerio se compromete a hacer un seguimiento de que se cumplen.

MEDIDAS EN BRUSELAS

Este encuentro se produce después de que los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) se reuniesen el pasado lunes en un consejo extraordinario para acordar medidas por la crisis.

La Comisión presentó en el consejo extraordinario de Agricultura un paquete de 500 millones de euros para apoyar a los ganaderos como respuesta a la crisis que vive el sector lácteo como consecuencia de la caída de los precios de la leche.

Bruselas accede también a permitir un aumento de las ayudas que se pueden anticipar de la Política Agraria Común (PAC) hasta el 70%. Además, incrementará las ayudas por superficie y animal que se pueden anticipar hasta el 85% y trabaja con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para buscar instrumentos financieros que permitan estabilizar el mercado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído