Sondeo de Feedback para 'La Vanguardia'

Sólo un 20% de los catalanes cree que el proceso de Artur Mas acabará en la independencia

Un tercio prevé un enfrentamiento permanente entre la Generalitat y el Gobierno tras los comicios | Un 42% de los catalanes confía en alcanzar un pacto tras el 27S

Sólo un 20% de los catalanes cree que el proceso de Artur Mas acabará en la independencia
Militante independentista con la estelada de Cataluña. EP

Las encuestas de 'El Mundo' y 'La Razón' coinciden en una victoria de Junts pel Sí y la CUP en las elecciones autonómicas del 27S

«Paradojas de la psicología colectiva», comenta apesandumbrando Carles Castro en su análisis de la encuesta de Feedback que La Vanguardia publica este 21 de septiembre de 20915:

«El empuje del movimiento independentista convive en Cataluña con una atmósfera de pesimismo sobre el desenlace final del proceso soberanista».

«De hecho, únicamente un 20% de los catalanes cree que la situación actual desembocará en una declaración de independencia, mientras que casi un 32% prevé que el futuro se materialice en un enfrentamiento permanente entre la Generalitat y el Gobierno central».

Los optimistas suman poco más del 42%, entre quienes prevén una negociación para un nuevo encaje de Cataluña en España (15%) y quienes esperan una mejor financiación y un reconocimiento de la identidad cultural catalana (27,1%).

Esta atmósfera de pesimismo se aprecia en otro de los apartados de la encuesta: las posibilidades de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno central una vez finalice el ciclo electoral, después de las elecciones catalanas del 27S y de las generales de diciembre.

Y al respecto se registra una simétrica división de opiniones: un 46,6% de los consultados confía en las posibilidades de diálogo entre Cataluña y Madrid, frente a un 46,8% que las descarta.

La nueva paradoja se presenta al observar las respuestas que brindan los distintos grupos de electores. Así, los más optimistas sobre las posibilidades de un diálogo a partir de enero son los votantes del PP (71%), seguidos de los de ICV (62%) y los de Ciutadans y PSC (55%).

En cambio, el pesimismo -y quizás eso explique su mayoritaria apuesta por la ruptura territorial- predomina entre los antiguos votantes de CiU (sólo un 33% ve posibilidades de diálogo tras los comicios), Esquerra o la CUP (un 28% en ambos casos).

Por el contrario, entre el 60% y el 70% de los votantes nacionalistas consideran nulas las posibilidades de diálogo.

Los posicionamientos significativos se registran también con respecto al desenlace del proceso soberanista.

En este capítulo, la mayoría de los votantes de ICV (70%), el PSC (66%) o Ciutadans (53%) confía en que el proceso concluya con una negociación para mejorar el encaje de Catalunya en España o una mejor financiación y el reconocimiento cultural.

En cambio, entre los electores soberanistas, más de un tercio (en torno al 35%) espera una declaración de independencia y uno de cada cuatro prevé un choque permanente entre la Generalitat y el Gobierno central.

Sin embargo, otro significativo 33% de los votantes de CiU, ERC o la CUP sí confía en un pacto para un nuevo encaje de Catalunya en España o en una mejora de la financiación y el reconocimiento cultural. Los más pesimistas son los votantes del PP, ya que más del 70% de ellos augura un futuro de conflicto permanente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído