LOS ULTRAS CON LA SARTÉN POR EL MANGO

Los independentistas ganan las elecciones y pierden el ‘plebiscito’ en Cataluña

Los independentistas ganan las elecciones y pierden el 'plebiscito' en Cataluña
Fernández y Baños, de la CUP. EP

Siete eran los partidos políticos que ocupaban el protagonismo de estas elecciones. Y algunos tienen claro motivos para celebrar (Ciudadanos y CUP) o suspirar de alivio con el lema ‘pudo ser peor’ (PSC).

Otros tienen claras razones para estar decepcionados (PP y Catalunya Si que es Pot), cuando no desintegrados (Unió) y, por último, nervios, muchos nervios en la coalición teóricamente ganadora.

JUNTS PEL SÍ, ¿AMOR VERDADERO O SÓLO SEXO?

Los líderes de Junts Pel Sí no han parado de decir que estas elecciones para ellos eran plebiscitarias y, ahora se esforzarán en reiterar que en el fondo eran elecciones parlamentarias. Pero la clave real de esta formación es si se podrá mantener unida una formación tan compleja, en la que hay un menage a trois entre Convergencia, ERC y los tránsfugas del PSC (con el golpe moral de que han conseguido 62 escaños, que es exactamente lo mismo que consiguió CiU en 2010).

Después de hacernos creer que tenían perfectamente diseñado un Estado catalán totalmente independiente, durante esta campaña nos hemos enterado que resultado que en su deseado estado sus habitantes seguirían siendo «ciudadanos españoles», seguirían vinculados al fondo de pensiones del Estado español y seguirían participando en el pago de la deuda del estado español. Por lo que parece que diseñan una Catalunya independiente que siga dependiendo del Estado español. ¡La cuadratura del círculo!

Y más complejo aún: el pacto de Junts Pel Sí disponía que si sumaban mayoría absoluta Artur Mas sería presidente. Se han quedado lejos de ella. Y los partidos no-independentistas pueden bloquear el parlament en su contra. Sólo queda una duda, ¿mantendrán los diputados de Junts procedentes de ERC y PSC su apoyo a Artur Mas cuando los de CUP pidan su cabeza como condición para apoyar su gobierno? ¿El pacto Junts pel Sí será amor verdadero o sólo relación de una noche?

CIUDADANOS. CANDIDATA… A SUCURSAL DE RIVERA

Inés Arrimadas puede presumir de haber sacado 25 escaños después de una campaña en la que se ha disputado con Lluis Rabell el puesto de ‘la candidata menos conocida’ de las que aspiraba a la presidencia de la Generalitat. Y aún con todo es la lideresa de la oposición y su estreno no deja de ser original: es la primera líder que pide la disolución de las cortes autonómicas antes incluso de que se compongan. Su ilusión se entiende si se tiene en cuenta que han sacado bastante más que lo que ha logrado nunca el PP catalán (cuyo tope era 19 escaños).

Lo más incómodo para Arrimadas es que, al contrario que en otras ocasiones, es la primera vez que Ciudadanos presentaba en Catalunya a una candidata ‘sucursalista’ y difícilmente podrá borrar la imagen de que no tendrá autonomía para tomar ninguna decisión sin consultar antes los whatsap que les mande Albert Rivera. PPC y PSC bien le pueden explicar lo incómodo que es el papel de sucursal que ahora le tocará interpretar a ella. (Comparar esta misma noche electoral el discurso facilón de la candidata, con la brillante dialéctica que acto seguido pronuncio su líder deja claro la diferencia de nivel entre el uno y la otra).

PSC, BAILAR CON LA MÁS FEA

Una derrota puede ser una victoria. 16 escaños sería un resultado estrepitoso para un partido que durante años fue la primera fuerza de Catalunya, que arrasaba en las municipales, y que llegó a tener más de 40 escaños en el Parlament en los años maragallanos. Pero Miquel Iceta sabía que estaba bailando ‘con la más fea’: el tsunami del derecho a decidir cayó como un maremoto que resquebrajó al socialismo catalán (¡Que se lo digan a Pere Navarro!) y causó que el sector independentista con nombres como Geli, Elena, Ventura, Maragall (Ernest) o Bell saltaban al barco del secesionismo.

Esa fue la situación con la que le tocó bailar a Iceta y a Pedro Sánchez y, con sus famosos saltimbanquis consiguió que se hablara algo más de él de lo que se espesaba. El PSC ha caído, pero no se ha hundido como predecían: y lo que es más importante, han quedado por delante de Catalunya Si Que es Pot y la CUP. Mal que les pese a Rabell y Baños, el líder de la izquierda catalana seguirá siendo el PSC.

CATALUNYA SI QUE ES POT. EL BAILONGO FRENÓ SU SUEÑO

«¡¿Por detrás de Iceta?!» Seguramente esa ha sido la frase que más habrá sonado en los oídos de los líderes de Catalunya Sí que es Pot, su candidato Lluis Franco Rabell (aunque oculte su primer apellido por motivos obvios) y sus mentores Pablo Iglesias y Ada Colau.

Tres derrotas morales:

  • 1) No conseguir que se repitiera el fenómeno de las municipales en Barcelona que les colocara en primer lugar.
  • 2) No ser el referente de la izquierda en Catalunya por quedar por detrás del ‘bailongo’ Iceta.
  • 3) No jugar un papel bisagra clave ni para un lado ni para otro.

Pero además, una derrota práctica: han sacado menos escaños que los que tenía Iniciativa per Catalunya Verds. La formación que durante años fuera el referente de IU en Catalunya tenía 13 escaños. La coalición Catalunya Sí que es Pot (que, en la práctica, no dejaba de ser una coalición entre Podemos e Iniciativa per Catalunya) se ha quedado en 11. Por primera vez Podemos tiene que soportar ver una flecha para abajo en un recuento de votos, que habrá llevado a que errejones y bescansas se den codazos al grito «En Catalunya No Podemos».

PP: TRISTE CONSUELO PARA ALBIOL

Ferreras: «¿Va a seguir al frente del PP de Catalunya?»

Albiol: «No estoy al frente del PP de Catalunya»

Ante respuestas clarividentes sobrarían los comentarios. Xavier García Albiol no puede dimitir porque para empezar no tiene cargo del que hacerlo. A fecha de hoy la presidencia del PP catalán la sigue ocupando la finada Alicia Sánchez Camacho. Queda la duda de si cuando Albiol intente – si es que quiere intentarlo – ocupar la presidencia del PPC. Sus compañeros (empezando por los eternos hermanos Fernández Díaz) le cederán el paso o le harán ver que ha sido un simple monigote para ser quemado en campaña.

El hecho de que un partido con un discurso españolista – el discurso que, teóricamente manteine el PP – haya conseguido 25 escaños, un resultado impensable para los genoveses es un jarro de agua fría para la candidatura de Albiol. Sí se asumiera que PP y Ciudadanos representan el españolismo catalán, este se incrementaría hasta los 36 escaños, un dato nada despreciable, pero que no pasa de ser un triste consuelo para la formación de la gaviota: al rechazo que los peperos causan por el electorado catalanista (que tiene bien interiorizada la consigna que lanzó el zapaterismo desde 2003 de presentar al PP como partido anti-catalán) se suma el rechazo de los españolistas que se pasan a las arcas de Ciudadanos.

Albiol ha tenido que soportar la actitud esquizofrénica de un PP nacional que primero practico la política del avestruz ante el independentismo para, apenas una semana antes de las elecciones activar la campaña del alarmismo. La única esperanza que le puede quedar a Albiol es ver si en esta legislatura podrá atraer más protagonismo que Arrimadas cuando esta no tenga tan a mano la rentable tutela de Albert Rivera.

CUP, LOS ULTRAS CON LA SARTÉN POR EL MANGO

Probablemente la sede que más cervezas habrá descorchado esta noche hayan sido los ultras de la CUP que encabeza un Antonio Baños que ya está afilando su guillotina con un único objetivo: el gaznate de Artur Mas. La formación filobatasuna se le podrá acusar de radical, ultra, de filobatasuna, de anticapitalistas, de antiespañoles y de antieuropea, pero de lo que no se les podrá acusar es de no ser claros.

Han dicho por activa y por pasiva que «no piensan a apoyar a Artur Mas» que no es lo mismo que decir que «no piensan apoyar a Junts pel Sí». Dado que si, como es presumible (y más teniendo en cuenta las inminentes elecciones generales) Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya Sí que es Pot, bloquearán el parlamento con su ‘no’ a Mas, la única solución es que Artur Mas renuncie o ‘le renuncien’. ¿Se estarán relamiendo ya Raúl Romeva o Oriol Junqueras ante su gran oportunidad? La CUP tiene la sartén por el mango, pero cuando se usa la sartén hay que tener cuidado con las salpicaduras, que en este caso tienen forma de diputados de Convergencia, que no está tan claro que vieran tan bien el sacrificio de su líder para favorecer un gobierno CUP-ERC.

UNIÓ, EL OCASO DE LA PUTA Y LA RAMONETA

¡Qué lejos quedan con estos resultados los tiempos en que Josep Antoni Durán Lleida era el líder político más valorado de España! Con más de treinta años de carrera política a sus espaldas, Durán jugó su baza más difícil: reivindicar la ambigüedad nacionalista catalana clásica (o como en Catalunya dicen, reivindicar ‘la puta y la ramoneta’), un nacionalismo catalán pero partidario de seguir aliado al resto de España. Un intento de ser visto como ‘el nacionalista catalán bueno’ que tendería puentes entre los dos bloques enfrentados y han sido derrotados.

Durante años los dirigentes de Unió han tenido que soportar que los de Convergencia les trataran de hermano ‘débil’ de la coalición que sin ellos no podía sobrevivir, algo que vendrían a confirmar los resultados si se ignora el anómalo contexto de estos comicios: Los independentistas radicales consideraron a los de Unió traidores por no sumarse al independentismo y para los anti-independentistas eran unos traidores cómplices de Mas en la primera fase del proceso. No es nuevo en la historia de Unió, su líder durante la Guerra Civil, Carrasco i Formiguera tuvo que huir de Catalunya para que no le fusilaran los rojos y acabó fusilado por los fascistas que le esperaban al otro lado. Unió ha sido en estos comicios la principal víctima del sándwich del radicalismo. El partido que hasta hace poco podía presumir de tener puestos clave como la Presidencia del Parlamento Catalán o la dirección de Catalunya Radio, ahora tiene la misma expectativa de futuro que Rosa Díez.

Por J. F. Lamata

Te puede interesar

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído