Fina Santiago reconoce que el centro de menores es una chapuza

¿Por qué prendió fuego a su cama el joven de 17 años que murió asfixiado en Es Pinaret?

Cerillas no permitidas, colchones de espuma altamente inflamables, alarmas que no funcionan, hacinamiento...

¿Por qué prendió fuego a su cama el joven de 17 años que murió asfixiado en Es Pinaret?
Fina Santiago y Barceló Captura

Lo del Centro de Menores de Es Pinaret, ubicado en la localidad mallorquina de Marratxí, es de juzgado de guardia.

No solo hubo problemas con algunos vigilantes de seguridad antaño, denunciados por ‘nazis’ y por maltratar a los internos que se supone deben ser rehabilitados con todas las de la ley, (Denuncian que vigilantes neonazis del Centro de Es Pinaret aterrorizan a los menores) sino que ahora las deficiencias del centro, -reconocidas oficialmente-, se han cobrado una víctima mortal: un joven de 17 años que llevaba internado 10 meses.

LOS HECHOS

El miércoles 14 de octubre de 2015, sobre las tres de la tarde, el infortunado se encerró en su habitación con una caja de cerillas, -que por cierto no debería tener según el reglamento-, y según todos los indicios prendió fuego intencionadamente el colchón de espuma de su cama altamente inflamable y que, también, no debería estar allí. Y es que, según la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago,

«ya se habían encargado colchones ignífugos y que se está en proceso de sustituir completamente los que no lo son».

De momento y en previsiòn de males mayores, se ha procedido a la «contratación suplementaria» de 15 educadores y dos psicólogos para

«sobrellevar este proceso traumático, previendo que vaya a haber bajas».

Santiago ha dicho que las causas del incendio aún se desconocen y que se está llevando a cabo una investigación judicial por lo que el Govern, «a no ser que considere sus conclusiones erróneas», no iniciará una investigación administrativa.

«No sabemos si los detectores de humo funcionaron -ha reconocido-, esto es objeto de la investigación. Se está estudiando dónde estuvo el problema y si aun cumpliendo la normativa hay situaciones mejorables».

«Ahora buscar culpables es un poco atrevido ya que hay que dar tiempo a la investigación».

Sobre la causa del fuego, ha remarcado que aunque

«hay controles y se debe pasar un escáner, algunos menores fabrican sus propias cerillas, se podría haber ocultado un mechero e, incluso, se han dado casos en que se han modificado cables para poder hacer chispas».

«Está prohibido fumar y por eso muchas veces los menores desconectan las alarmas, cuyo estado se revisa cada seis meses».

«NO PARARON HASTA SACAR AL MENOR DE LA HABITACIÓN»

La consellera ha ensalzado la actuación de los trabajadores «más allá de lo razonable» ya que, poniendo en riesgo su vida, «no pararon hasta sacar al menor de la habitación».

Santiago ha señalado que uno de ellos ha estado ingresado en el Hospital Universitario de Son Espases «por inhalación de humos, a otro se le quemaron las zapatillas por completo, excepto las suelas, y a otro lo sacaron semiinconsciente de la habitación».

Cabe destacar que los trabajadores que vivieron más de cerca el proceso, han declarado este jueves en calidad de testigo en los juzgados de Llucmajor.

«ESTÁ SOBREDIMENSIONADO»

Por otra parte, Santiago ha concretado que en Es Pinaret hay autorizadas 46 plazas y que normalmente hay entre 60 y 62 menores. «Sabemos que está sobredimensionado», ha dicho la consellera que después ha añadido que «el número de trabajadores es el que corresponde para esta cantidad de menores (entre 18 y 20 personas).

En otro sentido, la representante del Govern ha reconocido que «hubo un incidente» entre las fuerzas de la autoridad y el centro porque, «como es habitual no les dejaron entrar sin armas».

«Al final, el subdirector cedió y les dejó entrar», ha añadido la consellera, que ha remarcado que esto no retrasó la asistencia al menor porque

«la ambulancia y los Bomberos entraron sin ningún tipo de retención y porque, cuando estos llegaron, el menor ya se encontraba fuera de la habitación en llamas en estado crítico». Pero cuando llegó la Guardia Civil, el menor ya estaba muerto».

Por otra parte, Santiago ha avanzado que entre las mejoras que la Conselleria baraja ya se ha pedido presupuesto para un «espacio de contención (lugar en el que un joven en situación crítica puede estar para relajarse)» y que se está trabajando para cambiar materiales y en cómo llevar a cabo la ampliación de plazas.

Sobre esto último, ha dicho que hay tres opciones:

«La construcción de otro centro en Son Tous, la ampliación de Es Pinaret recuperando la parte que ahora está destinada a función pública o ampliar el centro en un solar anexo a Es Pinaret que pertenece al Govern».

Los mejores productos de motor

PRODUCTOS DE MOTOR

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído