El CC Alcazaba de Mérida acoge una exposición conjunta del X Festival de Cine Inédito

La muestra se podrá ver, hasta finales de mes, en el Centro Cultural Alcazaba, la Sala de Exposiciones Santa Clara y el Aula de Cultura de Caja Badajoz

El CC Alcazaba de Mérida acoge una exposición conjunta del X Festival de Cine Inédito
Santa Clara

El director del Festival de Cine Inédito de Mérida, Ángel Briz, la delegada de Cultural del Ayuntamiento de Mérida, Ana Aragoneses, y el artista Domingo Vera, inauguraron en el Centro Cultural Alcazaba la muestra conjunta de Domingo Vera, Macarena Espino, Fernando Marañón y Benjamín Lois, enmarcada dentro de las actividades del X Festival de Cine Inédito de Mérida. La exposición se compone de 51 dibujos y pinturas de actores, directores y escenas cinematográficas y se podrá ver en el Centro Cultural Alcazaba (hasta el 22 de noviembre), en la Sala de Exposiciones Santa Clara y en el Aula Cultural de Caja Badajoz (hasta el 27 de noviembre).

Ángel Briz recordó que los cuatro artistas ya expusieron sus obras en otras ediciones del certamen y ahora se reúnen en el décimo aniversario, concretamente las obras de Domingo Vera se pudieron ver en la cuarta edición; las de Fernando Marañón y Benjamín Lois, en la sexta edición; y los dibujos de Macarena Espino en la octava cita del festival.

«Esta exposición es un homenaje al cine y Mérida es una ciudad de cine», aseguró la delegada de Cultura, Ana Aragoneses, quien mantuvo que el Ayuntamiento de Mérida va a seguir colaborando con el Festival de Cine Inédito para que siga adelante. «El ayuntamiento va a arrimar el hombro en la medida de nuestras posibilidades porque consideramos que es uno de acontecimientos culturales más importantes de nuestra ciudad».

Por su parte, Domingo Vera explicó que su labor es «llegar al ciudadano de a pie con estos cuadros coloridos y trasmitirles el entusiasmo por el cine». Sus obras, de estilo pop art, se basan en «grandes iconos del cine y la música». «Me gusta mucho trabajar la imagen, buscar miradas indirectas, caracterizar los rasgos de los personajes con estos colores», añadió Domingo Vera, quién afirmó que Audrey Hepburn es uno de sus iconos favoritos.

Exposición conjunta de Domingo Vera, Macarena Espino, Fernando Marañón y Benjamín Lois

Sala de Exposiciones Santa Clara (Del 9 al 27 de noviembre)
De lunes a viernes de 10 a 14 horas

Centro Cultural Alcazaba (Del 9 al 22 de noviembre)
De lunes a viernes de 9 a 21 horas

Centro Cultural de Caja de Badajoz (Del 9 al 27 de noviembre)
De lunes a viernes de 19 a 21 horas

Domingo Vera Rodríguez

(https://domingoverapopart.wordpress.com/)

Mi pasión por la pintura viene desde bien joven. Mis primeros contactos fueron en el colegio a través del cómic y la caricatura. Pero no fue hasta mi vuelta a Extremadura, tierra de mis antepasados, donde encontré el tiempo y el espacio que necesitaba para dedicarme a pintar cuadros de tendencia Pop Art. Tomando como fuente de inspiración los grandes iconos del cine, la música y el cómic, busco su esencia en sus gestos más representativos, utilizando el acrílico como medio de inspiración para ofrecer un impacto visual de color.

En los encargos personales, me gustan los gestos sutiles y miradas indirectas utilizando como soporte el lienzo o madera para que adquieran personalidad propia. En 2012, tuve el privilegio de presentar un cuadro en la Expoparty de Cáceres dedicada a la duquesa de Alba titulado «Cayetanamorá», siendo adquirido por ella para pasar a formar parte de su colección. Me defino como un autodidacta del Pop Art.

Macarena Espino Aunión

Mis lápices y su singular aljaba

«Supongo que todos nacemos con una vocación, aunque algunas veces parezca desaparecer de nuestras vidas. Luego sucede algo y ¡zas! de nuevo irrumpe allí y se queda con nosotros para siempre. En mi caso sucedió así:

Desde pequeña siempre me llamó la atención cómo se podían atrapar los momentos de la vida utilizando unos simples lápices de colores y dejarlos plasmados en un acogedor papel blanco. Pronto comprendí que aquella magia tenía mucho más alcance, así que comencé a usar otras herramientas para cazar momentos…

En ocasiones, se me olvidaban los momentos y me quedaba absorta con las propias herramientas y sus habilidades, desde un hilo de plata que al rizarse se convierte en una preciosa pieza de orfebrería, hasta una orden concreta en un ordenador para crear en dos o en tres dimensiones. Y cuanto más aprendía, más consciente era del extenso camino que debía recorrer; los lápices, irremediablemente, se quedaron cogiendo polvo en su singular aljaba.

Vinieron así a sucederse, una tras otra, diversas técnicas y actividades: orfebrería, fotografía, infografía, diseño gráfico, interiorismo, arte digital, producción editorial… Todas tenían algo que ofrecerme, como el dibujo técnico, con el que aprendí la belleza del detalle preciso. Sea como fuese, en esta gran diversidad había un elemento común por el que me sentía atraída y, aún en las partes más arduas de los oficios, buscaba trabajando un diálogo íntimo con la parte artística. Claro que era un universo gigantesco que no podía descubrir sola.

Pasé tiempo formándome, escuchando y poniendo en práctica las valiosas lecciones de maestros que impartían sus dispares materias en distintas instituciones.
Pero un día, rodeada de niños a los que debía mostrarles la magia de crear con la imaginación y las manos, volví a desenfundar los lápices, que no solo no estaban molestos sino que habían guardado, dijérase en las puntas, todo lo que había aprendido.

Cuando aquel grafito empezó a deslizarse sobre el papel blanco y me mostró por primera vez la luz que tenían los ojos retratados, mi vocación se mostró de nuevo y con voz dulce me susurró: «Sigue cazando».

Para conocer más de su obra, se puede visitar su página «Retratos a lápiz por Maca».

Fernando Marañón y Benjamín Lois

Cine para enmarcar

«Nos gusta el cine y nos gusta dibujar. Quizá en eso se resuma todo.

Hollywood pesa en nuestra memoria sentimental, inevitablemente, pero también lo hace el cine español, repleto de momentos, intérpretes y personajes llenos de encanto y carácter. Como los cinéfilos no estamos obligados a descartar nada, nos parece natural que convivan sin herirse Bardem, Pacino, De Niro, Landa, Eastwood, Ava, Sara, Maribel, Tarantino, Almodóvar,… españoles y gringos, mitos internacionales o locales.

Lo que proponemos en el décimo FCIM es un homenaje caprichoso pero sincero al Cine que merece recordarse, que puntúa con el 10 de esta edición del Festival.
Reproducir el instante vivo nunca es fácil. Trabajamos apoyándonos en la fotografía cinematográfica de películas que, en su mayoría, se dibujaron antes de fotografiarse. Es un proceso que recuerda a las muñecas rusas.

Para nosotros no es un duelo entre el hombre y la máquina, sino dos cazadores que con armas distintas van buscando cobrar la misma pieza; y el que va más deprisa muestra al otro el camino».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído