CCOO critica que la Central Nuclear de Almaraz «hurta a sus trabajadores el derecho a negociar sus condiciones laborales»

CCOO critica que la Central Nuclear de Almaraz "hurta a sus trabajadores el derecho a negociar sus condiciones laborales"
Central de Almaraz

CCOO de Industria denuncia que el convenio colectivo que en la actualidad regula las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras de la Central Nuclear de Almaraz y Trillo fue el que la empresa y los sindicatos firmaron en el año 2012 con la intención de que tuviera una vigencia de apenas doce meses. Muchas cosas han pasado desde entonces en el mundo laboral y ninguna de ellas las recoge ese texto al negarse reiteradamente la empresa, y el resto de sindicatos con representación en los dos centros de trabajo, a negociar uno nuevo.

Hoy, 30 de noviembre, vence el plazo para que cualquiera de las partes que firmaron el III Convenio Colectivo de las Centrales Nucleares de Almaraz y Trillo puedan denunciarlo y comience así la negociación de uno nuevo. Aunque CCOO de Industria ha reclamado con insistencia a la empresa que de un paso hacia delante y lo denuncie, la dirección ha decidido no hacerlo y mantener en vigor un convenio que contiene muchos artículos que se encuentran al margen de la Ley. La misma decisión han tomado UGT, SITAT, SIE y APLO, el resto de sindicatos con representación en los dos centros de trabajo.

Cada final de año CCOO de Industria viene denunciando el convenio de CNAT en solitario sin resultado alguno. Cuando en diciembre del año 2012 este sindicato se preparó para negociar un nuevo texto que regulara las condiciones laborales de la plantilla, la Dirección General de Empleo le manifestó que solo podría hacerlo si denunciaba el convenio el 51% de la representación sindical. En estos momentos CCOO cuenta con ocho delegados y delegadas en las dos centrales nucleares, una cantidad insuficiente para denunciar el convenio sin el apoyo de otros sindicatos. UGT tiene diez, SITAT siete y el resto de los representantes se los reparten entre SIE y APLO.

Esta rocambolesca situación ha provocado que las plantillas de Almaraz y Trillo tengan que aguantar que, cuando está a punto de arrancar el año 2016, se regulen sus condiciones laborales teniendo en cuenta el convenio que se negoció hace cuatro años, cuando la normativa laboral era muy distinta a la actual.

La negativa de la empresa a abrir el melón, unida a la pasividad del resto de organizaciones sindicales que se conforman con que el convenio se prorrogue año tras año, ha generado una situación insostenible. En opinión de CCOO urge actualizar a la normativa actual los artículos que se refieren a la jubilación forzosa, al plus de retén, a la jornada de trabajo, al suministro de energía, al personal en situación de baja por accidente o enfermedad, a los seguros y a la formación. También los que tratan la prevención de riesgos laborales, la igualdad de género y la conciliación de la vida familiar y laboral.

CCOO de Industria entiende que hay que sentarse y negociar. No denunciar el convenio y no forzar a la empresa a firmar uno nuevo empeorará el clima laboral y llevará a las centrales nucleares de Almaraz y Trillo a una situación de colapso y de incertidumbre que podría tener unas consecuencias imprevisibles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído