La localidad cacereña de Montánchez acoge la exposición «El legado del producto estrella de Montánchez»

Con motivo de las XIII Jornadas Gastronómicas del Cerdo Ibérico, que se celebran en la localidad serrana entre el 4 y 6 de diciembre

La localidad cacereña de Montánchez acoge la exposición "El legado del producto estrella de Montánchez"
Matanza tradicional

Con motivo de las XIII Jornadas Gastronómicas del Cerdo Ibérico de Montánchez, que se celebran en la localidad serrana entre el 4 y 6 de diciembre, se presenta una exposición que pretende poner en valor la importancia que ha tenido el jamón ibérico de Montánchez a lo largo de la historia.

La exposición, que podrá ser visitada del 4 al 8 de diciembre en el antiguo salón de la Mancomunidad de Montánchez, se basa en los textos periodísticos publicados en la prensa española entre los siglos XIX y XX. En estos artículos aparece retratado con profusión el exquisito manjar montanchego, algo que denota la trascendencia que desde muy antiguo tiene el jamón producido en la localidad. También se ofrecen numerosas imágenes del proceso de cría del cerdo y de las matanzas tradicionales que durante siglos han llenado las bodegas, estómagos y bolsillos de los vecinos de Montánchez.

«Es una retrospectiva que nos remonta siglos atrás para que los montanchegos y visitantes de esta Feria Gastronómica o Matanza Tradicional puedan comprobar de primera mano que el jamón no es solo una de las industrias más importantes de Montánchez, sino que ha hecho que este pueblo sea conocido en casi cualquier rincón del planeta», defiende Francisco Pulido, encargado de realizar la exposición.

Algunos de los contenidos que se ofrecen en la retrospectiva abordan los anuncios comerciales aparecidos en los periódicos y que, desde 1855 narran las bondades gastronómicas y para la salud del famoso jamón de Montánchez. En los recortes de prensa se habla de que «don Carlos -el Rey-Emperador- tenía siempre al alcance de la mano un jamón de Montánchez y varias veces al día picaba lonchas de esta deliciosa pata de cerdo cuya calidad se atribuía a que los puercos de la zona comían gran cantidad de víboras y culebras», recoge ‘La Vanguardia’ en marzo de 1992.

Por otro lado, el ‘Correo de la Mañana’ en 1925 ahonda en las crónicas derivadas del viaje que realiza un turista inglés por la región. «Viajaba Ricardo Ford por Extremadura y llega a Montánchez. Es natural que nos hable del jamón; ese jamón trascendentalmente superlativo. Montánchez es la Jamonopolis de la Península, el lugar montañoso donde el duque de Arco cebó y curó aquellos pequeños jamones bermejos que otro duque -de Saint-Simón- comió y tanto adoró».

Este artículo reproduce uno de los comentarios del inglés en relación con el jamón montanchego: «tienen un perfume tan admirable, un gusto tan elevado y vivificante, que es una verdadera sorpresa; es imposible comer nada tan exquisito. Su sabor no tiene descripción», señala el visitante.

Otro de los textos encontrados en la prensa española y que recupera la exposición, aparece publicado en 1990 en el ‘Diario de Avisos’. Este artículo se refiere al origen de todo, es decir, a cuándo y por qué Montánchez empezó a dedicarse a la industria chacinera. «El clima apacible en verano y fresco en invierno de este pueblo de la provincia de Cáceres, junto con los alcornoques, pastizales y encinas, han hecho famosos sus embutidos desde 1236, año en el que el rey da a Montánchez fuero especial para cuidar sus dehesas».

En esta edición de las Jornadas Gastronómicas no solo habrá jamón y demás derivados del cerdo de los secaderos de Montánchez. También estarán representadas otras industrias de los pueblos de la comarca con productos como el queso, aceite, vino, dulces, etc.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído