El acusado sacó una navaja abalanzándose sobre facultativo

Condenan a un paciente por primera vez en Extremadura por un delito de atentado

La sentencia le condena a dos años de prisión y la prohibición de aproximarse al médico a una distancia de 100 metros durante un plazo de tres años

Condenan a un paciente por primera vez en Extremadura por un delito de atentado
Centro de Salud

La Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Cáceres, representada por la letrada Dª. Lorena Velázquez, ha ganado una sentencia en la que el Juzgado de Primaria Instancia e Instrucción nº 1 de Plasencia (Cáceres) condena a un paciente por un delito de atentado contra autoridad pública.

El fallo de la sentencia le pena a dos años de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la prohibición de aproximarse al médico a una distancia de 100 metros durante un plazo de tres años así como comunicarse con él por cualquier medio o procedimiento e indemnizarle por los daños morales causados.

Se trata de la primera vez que una sentencia pena en Extremadura, a un paciente a aproximarse y comunicarse durante este tiempo a un médico, recogiéndose así una reivindicación de los colegiados, los cuales en esos supuestos de agresión interesaban siempre que por parte de la Administración se tomaran las medidas necesarias para evitar que posteriormente a esos hechos tuvieran que seguir asistiendo al paciente- agresor.

Con dicha pena, la Administración se ve obligada a excluir al paciente del cupo del médico- agredido y a designarle un nuevo facultativo.

Los hechos se produjeron el 21 de febrero de 2014 cuando el acusado irrumpió en la consulta del médico mientras éste atendía a su madre de una urgencia. Sacó una navaja abalanzándose sobre facultativo con intención de pincharle, al mismo tiempo que profería amenazas de muerte. La sentencia recoge que los hechos constituyen un delito de atentado a agente de la autoridad recogido en el artículo 550 y 551.1 del Código Penal.

Ante estos hechos, el médico agredido interpuso la correspondiente denuncia en la Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Cáceres para su defensa.

El Colegio de Médicos celebra dicho fallo y condena cualquier tipo de violencia. Al mismo tiempo hace un llamamiento a todos los profesionales sanitarios para que denuncien los incidentes de violencia porque «ante una agresión, tolerancia cero».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído