Junts pel Sí y la CUP han alcanzado un precuerdo sobre la investidura del próximo presidente de la Generalitat

El independentista Artur Mas será president ‘transitorio’ de Cataluña gracias a los antisistema de la CUP

Los anticapitalistas celebrarán una asamblea el próximo domingo 27 en Girona donde votarán el acuerdo

El independentista Artur Mas será president 'transitorio' de Cataluña gracias a los antisistema de la CUP
Artur Mas con Homs. CT

Junts pel Sí ofrece a la CUP un «presidente de transición»

Acuerdo interino. Los equipos necgociadores de Junts pel Sí y la CUP han cerrados este mediodía el preacuerdo programático que el próximo domingo la asamblea de militantes del partido antisistema deberá validar. Como se ha explicado, el acuerdo contiene un plan de choque social y un giro a la izquierda de un hipotético programa de gobierno de la Generalitat, aunque no define la que es la verdadera clave, la investidura o no de Artur Mas.

De hecho, el cabeza de lista de Junts Pel Sí, Raül Romeva, ha apuntado que se trata de un documento basado en el programa de Junts Pel Sí y que se ha «trabajado» junto a la CUP, pero no acordado con la formación antisistema. De este modo, y cerrado el plan social, la suerte de Mas queda a expensas de lo que decida la militancia de la CUP en la asamblea del próximo domingo en Gerona.

La apuesta de Junts Pel Sí pasa por hacer presidente a Artur Mas, aunque Romeva ha subrayado hoy que se trataría de una «presidencia de transición» para los 18 meses que los independentistas prevén que dure la legislatura. Esta propuesta se acompaña, como ya se explicó en noviembre, de una suerte de presidencia colegiada junto a Oriol Junqueras, Neus Munté y el propio Romeva.

Allí, los anticapitalistas votarán cuatro fórmulas: sí al plan de choque social y sí a Mas; sí al plan social y no a Mas; no al plan social y no a Mas, pero apurando la negociación hasta el día 9; y finalmente, no cerrado, y sugerencia de que Junts pel Sí busque nuevos aliados.

Tres condiciones

Raül Romeva, que fue cabeza de lista de Junts pel Sí, ha explicado en rueda de prensa, que esta coalición ha presentado un documento de 61 páginas que será sometido a la aprobación de la asamblea de la CUP, por lo que no puede considerarse un acuerdo definitivo.

Según Romeva, hay tres condiciones. “Este avanzar hacia el nuevo Estado se debe hacer con todas las garantías jurídicas.

  Y el plan de choque social debe contener unas prioridades e ir acompañado de unas partidas presupuestarias.

Asimismo, se debe seguir ampliando la base social a favor de una república catalanas”, ha dicho. También incluye el desarrollo concreto de la hoja de ruta secesionista, que supone el desarrollo del acuerdo de ruptura aprobado en el Parlamento catalán tras el acuerdo alcanzado por Junts pel Sí y la CUP.

El documento será sometido a votación el próximo domingo en la asamblea que ha convocado la CUP para tomar una decisión definitiva. El plazo para presentar un candidato a la presidencia de la Generalitat finalizaba el 9 de enero. De no llegarse a un acuerdo, se hubiera disuelto el Parlamento catalán y convocado elecciones catalanas de nuevo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído