Los 3.577 miembros de la CUP llegan divididos a la votación sobre Artur Mas

Un puñado de zarrapastrosos antisistema decide hoy la suerte de Artur Mas y de Cataluña

Los anticapitalistas entienden que la oferta de Junts pel Sí es la última, por lo que un rechazo al president de CDC desembocaría en elecciones

Un puñado de zarrapastrosos antisistema decide hoy la suerte de Artur Mas y de Cataluña
David Fernández, Antonio Bañós y otros dirigentes de la CUP. PD

La formación antisistema está fragmentada entre quienes priorizan la independencia y aquellos que optan por acabar con el sistema capitalista

De todos los atroces momentos que el proceso soberanista catalan ha impreso en la retina de aquellos sufridos que lo siguen hora a hora, la asamblea de la CUP de este domingo 28 de diciembre de 2015 ocupará, sin duda, un puesto en el podio.

3.577 sujetos, militantes y simpatizantes de una fuerza que hasta hace tres años no era parlamentaria, y cuyos integrantes se dedicaban a la bronca, la ‘okupación’ y el ‘happening’ más que al estudio, el trabajo o el argumento, decidirán este Día de los Inocentes si renuevan a Artur Mas como ‘president’, el líder del partido hasta hace nada hegemónico en Cataluña, o si se va a unas elecciones que, con toda seguridad, pondrán un punto y seguido al propio proceso.

Porque tras tres meses de negociaciones discontinuas, de bonitas afirmaciones de que lo que importaba era el «qué, el cómo y el cuando y no tanto el quién» el debate del domingo se sitúa exactamente en donde estaba antes ya de la campaña del 27-S: Más Sí-Mas No.

La Candidatura d’Unitat Popular (CUP) llega dividida a la asamblea que hoy celebra en Sabadell.

Los 3.577 militantes deberán decidir si aceptan investirle como presidente de la Generalitat y asumen un plan social de 270 millones de euros, en su mayor parte supeditado a la aprobación de los Presupuestos.

En los últimos días varias de las fuerzas y sectores que integran la CUP han tomado posición a favor o en contra de la reelección de Mas.Este domingo en la asamblea se someterán a votación cuatro opciones. La primera pasa por aceptar la última oferta de JxSí de medidas políticas y sociales y apoyar la investidura.

La segunda consiste en rechazar a Mas y seguir negociando un candidato alternativo con JxSí, algo que la coalición de CDC y ERC ya han dado a entender que es inviable. La tercera supone rechazar la propuesta de JxSí pero facilitar la presidencia a Mas, y la última pasa por el no a ambas cosas.

A lo largo del día se irán sometiendo a votación todas esas propuestas y se irán descartando las que cuenten con menos apoyos hasta adoptar una posición definitiva.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído