El antisistema Baños anima a Junts pel Sí a presentar "nuevas ofertas o un nuevo candidato"

Esperpento: Empate de chiste a 1.515 votos en la votación de la CUP sobre la investidura de Artur Mas

Esperpento: Empate de chiste a 1.515 votos en la votación de la CUP sobre la investidura de Artur Mas
Antonio Baños y otros dirigentes de la CUP. CT

De chiste. O de trampa, porque el milagroso resultado, que deja ahora la decisión en manos de los 70 que realmente mandan en la banda, huele a chanchullo.

Empate a 1515. Así ha terminado la última y definitiva votación de la asamblea nacional de la CUP celebrada este domingo en Sabadell (Barcelona) y que debía dirimir si la formación antiacapitalista apoyaba o no la investidura de Artur Mas como president de la Generalitat.

Por este motivo, la CUP ha decidido postponer su decisión al día 2 de enero y que sean los que mandan en la ‘banda’ quienes decidan.

En la tercera votación, en la que se han inscrito 3755 militantes, han empatado las dos opciones obtenido 1.515 votos, por lo que la CUP ha convocado al Consell Jurídic y a sus 10 diputados, el Grupo de Acción Parlamentaria (GAP).

Un final que culmina todo el esperpento en que se había convertido la negociación entre Junts pel Sí (JxSí) y la CUP para desencallar la investidura, facilitar la formación del nuevo Govern y proseguir el proceso soberanista.

Lo peor no era que Mas y JxSí hubieran aceptado el plan de choque exigido por la CUP. Al fin y al cabo, la organización anticapitalista había cedido mucho en sus pretensiones.

Lo peor es sin duda la imagen que se da de Cataluña y que su destino se haya dejado en manos de un puñado de zarrapastrosos.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído