Ha insistido en que no retirará su candidatura a la Presidencia de la Generalitat

Artur Mas aún ve «margen de maniobra» para un acuerdo con la CUP que le haga presidente

Junts pel Sí y la CUP terminan la reunión sin acuerdo y con las posiciones enrocadas

Artur Mas aún ve "margen de maniobra" para un acuerdo con la CUP que le haga presidente
Artur Mas. PD

Mas ha admitido que "personas bien intencionadas" le han sugerido la posibilidad de dar un paso al lado

Sigue y sigue y sigue como el ‘Felipito Taca Tun’ del humorista Joe Rigoli.El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este jueves que no hay «resultado concreto» de la reunión mantenida entre JxSí, la CUP y las entidades soberanistas para desencallar la investidura, pero la negociación seguirá este 8 de enero de 2016.

«No se ha desecho el nudo. Estamos muy al límite. Se ha quedado en tener contactos durante todo el día de mañana», ha afirmado en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, donde ha contemplado que el pleno de investidura pueda llegar a celebrarse hasta el mismo domingo.

«Posible aun lo es», ha sentenciado Mas, que ha insistido en que no retirará su candidatura a la Presidencia de la Generalitat, la condición que fija la CUP para dar luz verde a la legislatura.

Mas ha admitido que «personas bien intencionadas» le han sugerido la posibilidad de dar un paso al lado para facilitar el acuerdo, pero ha insistido en que no hay margen para esto, porque para construir un Estado catalán no pueden haber vetos, a su juicio.

El presidente en funciones ha lamentado que la CUP no haya aceptado las dos variables que le ofreció para lograr luz verde a su investidura: una moción de confianza tras el verano y el compromiso de irse a los 18 meses de la legislatura, con el proceso soberanista encarrilado.

Compromiso en el aire

Mas ha avisado a la CUP de que, si persiste el veto hacia su persona, este compromiso de irse de la Presidencia a los 18 meses desparecerá: «Si a mi se me veta este compromiso deja de existir. (…) Estoy dispuesto a irme en 18 meses, pero si se nos veta y se nos ponen cruces, nosotros nos defenderemos».

Si la CUP le inviste, el compromiso de irse a los 18 meses se mantendrá en vigor: «A título personal tengo muchos motivos para dejarlo correr. A título político he dicho que tengo un horizonte relativamente corto para irme. No soy un obstáculo para los que quieren hacer política», ha zanjado.

El presidente ha afirmado que todos los poderes del Estado quieren acabar con lo que él representa, y ha lamentado que en Catalunya los soberanistas se hayan convertido en «adversarios» entre ellos mismos, en alusión al ‘no’ de la CUP a hacerle presidente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído