ANÁLISIS DEL 2015 EN PLASENCIA, CON UN GOBIERNO POPULAR

ANÁLISIS DEL 2015 EN PLASENCIA, CON UN GOBIERNO POPULAR
Iván Sánchez

Este 2015 en Plasencia, ha estado marcado por el desempleo y la destrucción de puestos de trabajo, pues sigue siendo una de las ciudades extremeñas con más parados. Un año de elecciones municipales, donde muchos placentinos han retirado su apoyo al PP, en un claro mensaje de disconformidad con su nula gestión. Un mensaje que el alcalde de la ciudad no ha entendido, pues sigue anclado en su «política» de discurso florido y nula acción. Un año de vergüenza, porque el gobierno del partido Popular de esta ciudad, no sólo no ha reprochado el indigno comportamiento de su concejal de festejos, que aparcó en una plaza de minusválidos y después insultó y amenazó al operario que le retiro el vehículo, sino que lo ha alentado a seguir en su cargo, otorgándole nuevas responsabilidades. Por ello, son cómplices de su comportamiento incívico.

Este 2015, también está marcado por la clara incapacidad de Fernando Pizarro para negociar el problema de las huertas de la isla, donde no sólo tenemos que pagar la deuda íntegra, sino también todos los intereses. La falta de arrojo político del alcalde está condenando a Plasencia al ostracismo.

Y para este 2016 las expectativas no son muy halagüeñas, pues Pizarro sigue encorsetado en su discurso de «la herencia y el y tú más». Es el único alcalde de España que «gobierna» como si estuviera en la oposición, echando la culpa de todos los males al oponente. Por ello, el señor alcalde debe reubicarse y tomar las riendas del ayuntamiento de Plasencia. Pues en los discursos del señor Fernando Pizarro abundan las anécdotas de los reyes católicos, las onomásticas y las clases de historia, pero nunca menciona la precariedad laboral a la que está sometida Plasencia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído