Vara: “No me parece que ése sea el mejor camino”

Vara anuncia que hará todo lo posible para salvaguardar los intereses de los trabajadores de la mina de Aguablanca

Vara anuncia que hará todo lo posible para salvaguardar los intereses de los trabajadores de la mina de Aguablanca
Mina de Aguablanca

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado que «vamos a hacer todo que esté en nuestras manos» para salvaguardar los intereses de los 400 trabajadores de la mina de Aguablanca, ubicada en el término municipal de Monesterio, después de que la empresa que tiene los derechos de explotación, Río Narcea, haya anunciado su cierre.

El presidente extremeño, que ha pedido una entrevista «para tan pronto como sea posible» con el ministro de Industria, José Manuel Soria, y también con la presidenta de la Junta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para la próxima semana, se ha reunido en Mérida con representantes del comité de empresa y de los sindicatos UGT y CCOO en la región.

El objetivo de la reunión, según ha explicado Fernández Vara, era «marcar una prioridad por encima de cualquier otra» que se resume en «hacer todo lo posible para que no se produzca» el cierre anunciado, puesto que, ha recordado, hay «400 familias extremeñas y andaluzas que dependen de esta empresa».

El presidente del Ejecutivo extremeño ha asegurado que «no hay ninguna razón para el cierre», ya que las cuentas de esta industria en 2014 «daban beneficios» que ha cifrado en «seis o siete millones de euros», y también porque la caída de precios del níquel «no es espectacular».

Además, ha justificado también la actuación de las administraciones públicas para evitar el cierre de la mina en el hecho de que la empresa haya recibido subvenciones por valor de 7,6 millones de euros por parte de aquéllas.

Fernández Vara ha dicho que «esto no ha hecho más que empezar» y que los contactos y reuniones continuarán en los próximos días «porque es nuestra obligación». En este sentido, se ha mostrado dispuesto a hablar con representantes de la empresa.

Por otra parte, el presidente ha mostrado su extrañeza por que «nos hayamos enterado por los trabajadores» y que «ni la Dirección General de Trabajo ni el Ministerio de Industria ni la Delegación del Gobierno ni la Junta de Extremadura» tuviesen noticia alguna respecto a la intención de cerrar la mina. «No me parece que ése sea el mejor camino», ha añadido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído