El gesto del lider del PSOE es una clara provocación al 'puro' líder de Ciudadanos

Pedro Sánchez provoca a Albert Rivera fotografiándose con José Ramón Gómez Besteiro, su imputado más VIP

El ex secretario general de los socialistas gallegos Patxi Vázquez: "En el PSOE si estás imputado y eres amigo de Sánchez no pasa nada. Si estás imputado y no eres amigo de Sánchez, dimites.. justicia rara rara"

Pedro Sánchez provoca a Albert Rivera fotografiándose con José Ramón Gómez Besteiro, su imputado más VIP
El líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, con el del PSOE, Pedro Sánchez. EP

¿Qué habría pasado si tras el estallido de la operación Taula Mariano Rajoy se hubiera plantado en Valencia para apoyar a Rita Barberá?

En el ‘Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso’ suscrito por Pedro Sánchez y Albert Rivera, tanto el PSOE como Ciudadanos se comprometen a «no incorporar a las listas electorales ni proceder al nombramiento de altos cargos, a partir de la fecha, de personas con la condición de investigadas a iniciativa del ministerio Fiscal por delitos relacionados con la corrupción que impliquen enriquecimiento para el afectado» (Pedro Sánchez ‘nombra’ a Pablo Iglesias vicepresidente de su Gobierno Frankestein).

«Y a cesar a los altos cargos y pedir el acta a los cargos electos que, a partir de la fecha de este acuerdo, pasen a situación de investigados mantenida por el Ministerio Fiscal por delitos relacionados con la corrupción».

Papel mojado. Y quien lo dude que pregunte a al líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, imputado por cuatro delitos de corrupción, en concreto cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y contra la ordenación del territorio, y al quienel secretario general del PSOE mantiene en su cargo, con vistas a su próxima designación como candidato a las elecciones gallegas de otoño.

No sólo eso, porque en lo que apesta a provocación frontal al ‘puro‘ Albert Rivera,y mano tendida a Pablo Iglesias, Sánchez fue este jueves un paso más allá en su desafío al propio código ético del PSOE y a Ciudadanos, como explica muy bien Miguel Blasco en EsDiario (Pedro Sánchez ‘nombra’ a Pablo Iglesias vicepresidente de su Gobierno Frankestein).

En plena búsqueda de apoyos o abstenciones para evitar unas elecciones que parecen inevitables, el socialista se plantó en La Coruña para fotografiarse con Gómez Besteiro (Señores del PSOE, no es lluvia; es pis).

El socialista Gómez Besteiro de quien su colega y jefe Sánchez acaba de decir que es «el mejor candidato posible para presidir la Xunta de Galicia», Besteiro sigue imputado por tráfico de influencias, cohecho, prevaricación y un delito contra la ordenación del territorio, delitos supuestamente cometidos cuando era concejal de Urbanismo de Ayuntamiento de Lugo (Tenemos payaso [Pablo Iglesias], ahora sólo falta montar el circo).

En justa crontraprestación, el imputado Besteiro se mostró convencido de que Pedro Sánchez «va a ser un presidente del gobierno más gallego de lo que nunca fue Mariano Rajoy».

«Los problemas gallegos estarán presentes en un gobierno de cambio».La imagen de su socio Sánchez del brazo de un imputado pone en un brete a Albert Rivera. No en vano el líder de C’s se precia de haber impuesto un código muy estricto contra la corrupción allá donde manda, ya sea en Andalucía con Susana Díaz o en Madrid con Cristina Cifuentes. ¿Y ahora qué?

El asunto es tan pringoso quehasta quien fuera secretario general del PSdeG, Patxi Vázquez, se quejó a través de Twitter de la doble vara de medir de Sánchez con los imputados:

A todo esto, Rivera y Ciudadanos no reaccionan, aunque lanzan cabos al PP y siguen repitiendo que la ‘corrupción‘ hace inviable que Mariano Rajoy pueda pilotar un gran gobierno de coalición:

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído