Los tejemanejes del exlíder del socialismo gallego cuando era presidente de la Diputación de Lugo

La Policía descubre un reguero de contratos amañados que deja ‘en bolas’ al socialista Gómez Besteiro

Los pufos no se limitan a los tres millones de euros de gastos dudosos

La Policía descubre un reguero de contratos amañados que deja 'en bolas' al socialista Gómez Besteiro
El secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro. PD

Cada vez lo tienen más difícil Gómez Besteiro, más complicado el PSOE, más negro el PSdeG y más sombrío Pedro Sánchez, socio, parono y protector del antiguo aspirante socialista a la Xunta de Galicia

Ha tratado el socialista José Ramón Gómez Besteiro de desviar la atención querellándose contra la juez que le ha imputado la comisión de diez delitos de corrupción, pero no lo ha conseguido.

La investigación tiene cada vez más acorralado al que hasta el viernes fue el secretario general de los socialistas gallegos y hombre de confianza de Pedro Sánchez.

La Voz de Galicia publica este jueves una información en el marco de la operación Pulpo que pone a Gómez Besteiro en un serio brete por sus supuestos tejemanejes siendo presidente de la Diputación de Lugo, entre el verano de 2007 y 2015.

La Policía está escudriñando decenas de contratos de esa época con la firme sospecha de que se fraccionaban para eludir los concursos y adjudicárselos a empresarios amigos y, en algunos casos, del entorno familiar de Gómez Besteiro. Por no hablar de gastos injustificados que podrían rondar los tres millones de euros, como viajes a Eurodisney y La India y cruceros por el Rhin.

El grupo de delincuencia financiera y fiscal de la Jefatura Superior de Policía de Galicia ha puesto la lupa sobre tres empresas, Markova Tic, Dioptra y Topología de Red. A los agentes les llama la atención «la gran cantidad de contratos que, siendo de servicios, están en el umbral de los 18.000 euros, que marcaría el límite para una licitación por negociado».

La investigación señala: «Hay una cierta coincidencia en el tiempo, así como en el objeto del contrato, lo que podría considerarse un fraccionamiento del contrato para eludir la licitación negociada», es decir, un procedimiento público al que opten distintas empresas en igualdad de armas. Y sostiene además que en la época del socialista se tramitaban contratos por la vía de urgencia, «no estando suficientemente motivada la razón».

Es más. La Policía acusa directamente a los responsables políticos de la institución de, cuanto menos, mirar para otro lado: «Esta instrucción no llega a comprender cómo por parte de los servicios legales, Secretaría e Intervención, así como por sus superiores jerárquicos, el jefe de Relaciones Institucionales y el presidente de la Diputación, se consintió la gestión de dinero público de forma tan arbitraria y dada a suspicacias, totalmente al margen del rigor de los procedimientos administrativos establecidos en la Ley de Contratos».

Cada vez lo tienen más difícil Gómez Besteiro, más complicado el PSOE, más negro el PSdeG y más sombrío Pedro Sánchez, socio, parono y protector del antiguo aspirante socialista a la Xunta de Galicia.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído