SOCIALISTAS Y ECONACIONALISTAS SE 'CORONAN' CON EL GUIÑO DE PODEMOS

El Govern balear ‘hace la pascua’ a los Reyes dándoles plantón en la Catedral de Palma

Francina Armengol, no acudió a recibir a Don Felipe y Doña Letizia como sí hacía su antecesor, el popular José Ramón Bauzá, cuando el actual monarca o anteriormente el Rey Juan Carlos y Doña Sofía asistían a la misa de Pascua

Han dado la nota, como no se podía esperar otra, y han quedado como unos auténticos maleducados: ningún representante del Govern balear ha acudido este domingo 27 de marzo de 2016 a recibir a los reyes Felipe y Letizia, sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y la reina Sofía, que han asistido a la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Palma, como es tradición durante la estancia de la familia real en Mallorca por las vacaciones de Semana Santa.

Los socialistas y econacionalistas, que están en el poder con el apoyo de Podemos, han preferido hacer mutis por el foro.

Los reyes Felipe y Letizia, sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y la reina Sofía asisten hoy a la misa del Domingo de Resurrección en la catedral de Palma, como es tradición durante la estancia de la familia real en Mallorca por las vacaciones de Semana Santa.

Es el segundo año que don Felipe y doña Letizia asisten como Reyes a esta misa, a la que acudían en ocasiones anteriores como príncipes de Asturias.

Centenares de personas, entre turistas y curiosos, se han congregado a las puertas de la seo mallorquina para ver a los Reyes, que han llegado prácticamente a las 12:00 horas del mediodía.

Al igual que el año pasado, el Rey ha llegado conduciendo su propio vehículo, acompañado de la reina Letizia, sus hijas y la reina Sofía.

El obispo de Mallorca, Javier Salinas, los miembros del cabildo catedralicio y acólitos han dado la bienvenida a la familia real a su llegada a la catedral, pero se ha notado la ausencia de representantes del Gobierno balear.

Los Reyes y sus hijas han posado unos minutos para los fotógrafos y cámaras apostados a las puertas del templo antes de entrar a la misa y han saludado al público, que les ha aplaudido a su entrada.

La reina Letizia vestía unos pantalones negros y una blusa marinera, que ha combinado con un abrigo y bolso fucsias, mientras la reina Sofía ha elegido un abrigo de flores en tonos verde y morado. El rey Felipe llevaba un traje azul claro, y sus hijas, pantalones y rebecas en tonos pastel.

La misa ha durado unos 45 minutos y ha contado con la participación de las corales de la Escolanía y la Capella Jove de la Seu.

Don Felipe y doña Letizia llegaron este pasado sábado a Palma, mientras la reina Sofía ha permanecido en la isla unos días más.

A la salida, los reyes han vuelto a posar para los fotógrafos y han recibido los vítores de los asistentes, alguno de los cuales ha gritado, «¡Viva el rey, viva la reina!» y «¡Guapos!».

Este año, al igual que el anterior, no han acudido a Palma por las vacaciones de Pascua ni el rey Juan Carlos ni la infanta Elena.

La infanta Cristina lleva apartada de los actividades en las que participa la familia real desde 2011, pero, junto a su marido, Iñaki Urdangarin, han estado en la capital balear semanas atrás, cuando tuvieron que declarar como acusados en el juicio del caso Nóos.

Ha llamado la atención la ausencia de las autoridades de las islas, a diferencia de los últimos cuatro años, durante el Gobierno balear del PP, cuando el presidente del Ejecutivo autonómico, José Ramón Bauzá, solía dar la bienvenida a los reyes a la tradicional misa de Resurrección.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído