La guardia civil detiene a Sinaí Giménez, presidente de la Sociedad Gitana de Galicia

¿Te acuerdas del ‘Obama gallego’ que se presentó a las municipales? Pues lo han trincado

Se les imputa pertenencia a un grupo criminal dedicado a extorsionar a vendedores ambulantes

El conflicto entre los clanes gitanos de los "morones" y los "zamoranos" ha vivido varios episodios violentos, con reyertas en Cangas y en plena Gran Vía de Vigo

El presidente de la Sociedad Gitana de Galicia, Sinaí Giménez, ha sido detenido este lunes, junto a otras seis personas, todas de su núcleo familiar, en el marco de una operación desarrollada por la Guardia Civil en el municipio pontevedrés de Tomiño, donde reside la familia de los «morones».

Giménez se hizo popular durante la campaña electoral de las últimas elecciones municipales, a las que presentó en Vigo empeñado, sin éxito, en buscarse un parecido con Obama.

La estrategia no le dio demasiados frutos. En una ciudad donde el PSOE venció con mayoría absoluta (17 concejales de 30), su partido, Iniciativa Independiente, logró 283 votos. Sólo dos formaciones tuvieron menos apoyos que él.

Fuentes de la Guardia Civil precisan que a los detenidos se les imputa pertenencia a un grupo criminal dedicado a extorsionar a vendedores ambulantes.

La operación, que está dirigida por el Juzgado de Instrucción 1 de Cangas, se inició a las seis de esta madrugada.

Aún continúa abierta y se han practicado diversos registros domiciliarios en la parroquia de Amorín, con la participación del Grupo Rural de Seguridad y de unidades caninas, con el apoyo de un helicóptero.

El conflicto entre los clanes gitanos de los «morones» y los «zamoranos» ha vivido varios episodios violentos, con reyertas en Cangas y en plena Gran Vía de Vigo.

ENFRENTAMIENTO ENTRE CLANES

El suceso más grave se produjo cuando un grupo de «zamoranos» fue tiroteado cuando regresaban a O Porriño tras participar en el mercadillo de Coia, en Vigo, sin que por el momento las fuerzas de seguridad hayan dado con el autor o autores del asalto.

El enfrentamiento entre estos dos clanes propició también el exilio de un centenar de familias «zamoranas» a Castilla por desavenencias sobre la feria de Tui, en la frontera hispano-portuguesa.

El entonces fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, tuvo que mediar para que sellaran la paz, aunque después siguieron los enfrentamientos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído