POR LA CONTRATACIÓN DE URDANGARIN PARA PROMOCIONAR LA CANDIDATURA OLÍMPICA

El desaparecido Ruiz-Gallardón aparecerá para ‘cantar’ en el juicio del caso Nóos

Está citado como testigo a instancias de Manos Limpias, el sindicato que ejerce la acusación popular

El desaparecido Ruiz-Gallardón aparecerá para 'cantar' en el juicio del caso Nóos
Alberto Ruiz-Gallardón. cuatro.com

El exalcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón declarará el próximo jueves en el juicio del caso Nóos para explicar su intervención en la contratación de Iñaki Urdangarin a través de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis)

Ruiz-Gallardón está citado como testigo a instancias de Manos Limpias, el sindicato que ejerce la acusación popular y que sostiene en solitario la imputación a la infanta Cristina, acusada junto a su marido y a otras 15 personas.

La Fundación Madrid 2016, participada por el Ayuntamiento de Madrid, pagó 114.000 euros entre 2007 y 2009 en concepto de donación a la Fdcis, entidad creada por Urdangarin y su socio, Diego Torres, tras la salida del exduque de Palma del Instituto Nóos.

La que fuera consejera delegada de Madrid 2016 bajo el mandato de Ruiz-Gallardón, Mercedes Coghen, está acusada en el proceso por los presuntos delitos de malversación, prevaricación, falsedad, fraude y tráfico de influencias, por los que la Fiscalía Anticorrupción pide para ella una condena de 6 años y medio de cárcel y Manos Limpias, 9 años.

El 12 de mayo también está citado a declarar como testigo, en este caso a instancias de la defensa de Urdangarin, el secretario de Estado para el Deporte entre 2004 y 2011, Jaime Lissavetzky. El político socialista fue jefe de la oposición cuando la Comunidad de Madrid estaba presidida por Ruiz-Gallardón.

En la misma jornada del jueves, cuadragésima quinta de las sesiones del juicio de Nóos, está programada la declaración ante el tribunal de Fernando Almansa, que fue jefe de la Casa del Rey Juan Carlos entre 1993 y 2002. Almansa está citado igualmente por iniciativa de la defensa de Iñaki Urdangarin.

Su sucesor en el cargo, Alberto Aza, testificó el pasado 16 de marzo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso que aconsejó a Urdangarin que abandonar sus actividades comerciales a través del Instituto Nóos porque eran inapropiadas para el marido de una infanta.

No obstante, hizo hincapié en que no consideró que Urdangarin estuviera cometiendo ninguna irregularidad en sus negocios a través de la asociación sin ánimo de lucro que presidía y subrayó que la Casa del Rey no supervisaba la actividad de Nóos porque formaba parte del ámbito privado del esposo de la infanta Cristina.

La defensa de exduque de Palma, en consonancia con la de su socio Diego Torres, ha hecho hincapié durante la vista en que la Casa Real examinaba y avalaba las actuaciones del Instituto Nóos.

La próxima semana están fijadas sesiones del juicio desde el martes hasta el viernes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído